Qué ver en Sighisoara, la ciudad donde nació Drácula y la más bonita de Rumanía

Qué ver en Sighisoara, la ciudad donde nació Drácula y la más bonita de Rumanía

La ciudad con origen sajón que vio nacer a Vlad Tepes (príncipe que inspiró la novela de Drácula), es la más bonita de Rumanía (aunque a mí me encantó Brasov). Descubre qué ver en Sighisoara, la colorida ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si estás organizando un viaje a Rumanía por libre, te recomiendo que leas este post con mi ruta para una semana o diez días.

Plaza de la Ciudadela - Qué ver en Sighisoara

Plaza de la Ciudadela – Qué ver en Sighisoara

Qué ver en Sighisoara en un día

Una buena forma de empezar a conocer la ciudad natal de Drácula es haciendo esta ruta guiada de dos horas por sus puntos principales (en inglés). Es una toma de contacto genial con un guía local y la opción de hacerlo nocturno es muy misteriosa, muy propia para este escenario.

Recibidor de la casa de Dracula

Recibidor de la casa de Dracula

No obstante, los puntos principales que debes recorrer en una visita a Sighisoara se centran en su ciudadela, aún habitada en la actualidad. Son:

Torre del Reloj, símbolo de Sighisoara

La Torre con Reloj que data del siglo XIII (aunque el reloj es posterior) se ha convertido en todo un icono de la ciudad. Tiene 64 metros de altura y tejado policromado en forma de aguja rodeado por cuatro pequeñas torres. Tiene dos relojes, uno en la cara sur y otro en la norte, y unas figuras de madera que cambian según el día de la semana.

Es la entrada principal al centro histórico así que es un buen punto de referencia para ubicarse, ya que se aprecia casi desde cualquier lugar.

Su visita es interesante, además de por albergar el Museo de Historia, por permitir el acceso al mirador que ofrece una de las mejores vistas que ver en Sighisoara.

Torre del Reloj - Qué ver en Sighisoara

Torre del Reloj – Qué ver en Sighisoara

Casa de Drácula, ahora un restaurante

El padre de Vlad Tepes se instaló en Sighisoara con su esposa embarazada de él, su segundo hijo. Al poco tiempo, este señor juró votos en la Orden del Dragón como “Vlad Dracul” (Vlad el Dragón), y su hijo fue conocido como “Dracula” (Hijo del Dragón). Dracula llegó a ser príncipe de la región rumana de Valaquia y fue tan temido como admirado. Aquí puedes leer un poco sobre su historia.

La casa natal de este personaje (se dice que es la más antigua que se conserva) se enclava en pleno meollo, junto a la Torre del Reloj, por eso es una de las cosas llamativas que ver en Sighisoara, a pesar de que hoy día lo que hay en ella es un restaurante: “Casa Vlad Dracul”. La entrada al dormitorio del retoño cuesta 3 euros, pero las alegorías a Drácula son constantes en su decoración y no merece la pena pasar más allá de su recibidor, que es gratis.

Casa de Vlad Tepes en Sighisoara

Casa de Vlad Tepes en Sighisoara

Escalera de los Estudiantes del siglo XVII

En Sighisoara hay una preciosa escalera de madera cubierta de 1642, que unía la parte baja de la ciudadela con la alta, donde se encontraban las escuelas para los niños del pueblo.  Y es que los inviernos eran tan duros y tan fríos, que el cuerpo agradecía cualquier protección de la nieve y el viento (además de prevenir resbalones).

Cuando subí sus 176 peldaños era el atardecer y en la cima había un chico con una guitarra tocando Stairway to Heaven. Mejor elección de canción imposible. Fue un momento muy místico.

Escalera de los Estudiantes - Qué ver en Sighisoara

Escalera de los Estudiantes – Qué ver en Sighisoara

Una vez arriba conviene visitar la Iglesia de la Colina, de finales del siglo XV. En esta colina se aprecia el Cementerio Sajón y una de las escuelas del siglo XVII.

Iglesia de la Colina tras la Escalera de los Estudiantes

Iglesia de la Colina tras la Escalera de los Estudiantes

Pasear por el centro histórico de colores

De nuevo abajo, las calles de Sighisoara son una preciosidad. Son angostas, con suelo de adoquines y casas de colores de los siglos XVI y XVII (especialmente en la Stradela Cetatii y Tamplarilor), la propia Piata Cetatii, además de otras ocho torres aparte de la del Reloj.

Me gusta de sus casas multicolor que no tenían una fingida perfección ideada para el visitante, sino que tenían esa cierta decadencia tan propia de Rumanía y por otro lado, tan humana.

Casas de colores en Sighisoara

Casas de colores en Sighisoara

También destaca el gran edificio del Ayuntamiento y las Iglesias del Monasterio Dominicano y la Católica. Junto a esta última se encuentra la escultura del poeta Sándor Petöfi y una torrecilla muy coqueta conocida como Cizmarilor.

Cada una de las torres de Sighisoara tiene el nombre de un gremio: cizcmarilor significa sastre. Cada una de estas agrupaciones se encargaba de una torre, del mantenimiento y de pagar a los soldados que la protegían.

Torres de Sighisoara

Fuera de la muralla: la nueva Sighisoara

La ciudad actual se desarrolla sobre todo extramuros, donde se encuentran amplias plazas llenas de terrazas y mucho movimiento. Aunque claro, carece del encanto de la ciudadela.

Entrando en una bella ciudad de Rumanía

Entrando en una bella ciudad de Rumanía

Destaca el edificio de la Iglesia Ortodoxa, muy señorial.

Iglesia Fortificada de Biertan

A tan solo 30 kilómetros de Sighisoara se encuentra una de las iglesias fortificadas más bonitas de Rumanía, la de Biertan. Parada súper recomendable ya que también está protegida por la UNESCO.

Iglesia fortificada de Biertan en Rumanía

Iglesia fortificada de Biertan en Rumanía

Dónde comer en Sighisoara y dónde dormir

Para cenar nos decantamos por una opción italiana. Solemos comer siempre comida local cuando viajamos, pero esa vez, nos dio por ahí porque casi todo estaba ya cerrando. Se llamaba Pizzerie Gennaro.

Nosotros optamos por dormir en esta casa con habitaciones hechas en la piedra junto a la muralla. El dueño fue muy atento y el desayuno en la bodega subterránea, muy completo.

Nuestro alojamiento en la ciudad más bonita de Rumanía

Nuestro alojamiento en la ciudad más bonita de Rumanía

Como podréis comprobar hay cosas muy bonitas que ver en Sighisoara, si bien no tiene numerosos monumentos, cuenta con rincones encantadores; una ciudad que aunque se ha popularizado por la leyenda de su local más famoso, no necesita al Drácula para ser un gran atractivo en Rumanía.

Plazas coquetas en Sighisoara

Plazas coquetas en Sighisoara

Otros Viajes Interesantes

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.