Tour de los fantasmas en Edimburgo: 10 historias de miedo en una escalofriante ruta

Tour de los fantasmas en Edimburgo: 10 historias de miedo en una escalofriante ruta

Hay pocas ciudades en Europa tan misteriosas como esta belleza escocesa. Si quieres conocer todos sus misterios, sí o sí tienes que hacer el tour de los fantasmas en Edimburgo en español. Una ruta nocturna imprescindible para flipar con los secretos que esconde en cada uno de sus rincones… un lugar donde cada luna es Halloween.

ruta misterio escocia

Os dejo por aquí mi guía de imprescindibles que ver en Edimburgo y un enlace a la ruta guiada misteriosa que yo hice por si quieres reservar directamente (es esta). También existe la versión free tour (¡es gratis!).

¿Conoces el origen de la fiesta de Halloween? Es celta

El origen de la celebración de Halloween procede de la Fiesta Celta de Samhain, que celebraba el 31 de octubre el último día de la cosecha anual. Se hacía un balance de las pérdidas y las ganancias de los últimos doce meses que incluía no sólo frutos, sino también familiares ganados y perdidos, estrechándose esa noche la línea entre la vida y la muerte. Más tarde esta costumbre evolucionó al nombre de «All Hallow’s Eve» (Víspera de Todos los Santos) que terminó derivando en «Halloween».

Los escoceses provienen de la tradición celta. De los druidas, las pociones y los ungüentos, de la conexión con el más allá. Estas costumbres paganas fueron muy mal vistas por los cristianos, quienes los atacaron duramente con graves acusaciones: brujería, aquelarres, magia negra… elementos que crearon disputa en el misticismo del país, y que dieron lugar a habladurías y existencia de fantasmas en Escocia que puedes descubrir en Edimburgo.

Ruta misteriosa por las historias de fantasmas de Edimburgo

A todo lo descrito hay que sumarle que en la Edimburgo de los siglos XV a XVIII la muerte estaba a la orden del día. Ante la insuficiencia de explicaciones científicas para tal fenómeno en masa nació una tradición oral de leyendas, religión, fantasmas y superstición que se mantiene hoy día y que vamos a desgranar.

tour misterios edimburgo

A partir de aquí hay ALERTA SPOILER de la ruta de los fantasmas por Edimburgo, así que si no quieres que te destripe la historia (qué macabra), será mejor que reserves tu plaza y no sigas leyendo.

Tour de los fantasmas de Edimburgo
Tour de los fantasmas de Edimburgo

Tour de los fantasmas de Edimburgo: 10 leyendas escalofriantes

1. Los closes de Edimburgo, cuando las paredes hablan literalmente

Los closes son pequeños callejones construidos en el siglo XVI a un lado y otro de la Royal Mile, que eran cerrados por las noches para atesorar la ciudad durante las guerras. Llegó a tener 400 closes, de los que aún se conservan unos 60. Esto dejaba a Edimburgo en poco más de un kilómetro cuadrado para 50.000 personas; las historias dentro de los mismos son sobrecogedoras, ya que en ellos se acumulaban cientos de personas del peor linaje cada atardecer.

Una de las tragedias más sonadas fue un incendió que se declaró en uno de los closes y que duró cuatro días, con una cantidad elevadísima de muertes. Desde entonces, es común que al pasar por los closes te caigan gotas de agua. Los chicos del tour de fantasmas de Edimburgo dicen que son los fantasmas buenos que no quieren que te quemes.

Fleshmarket Close en Edimburgo
Fleshmarket Close en Edimburgo

2. La Iglesia de la Báscula… de los poltergeist y el niño gaitero

Esta iglesia Tron de la Royal Mile, que acoge hoy día un mercado de artesanía, ha sido catalogada como uno de los puntos de Europa con más fenómenos poltergeist registrados. Esta historia es de las más desgarradoras de la ruta de los fantasmas.

Cuando la ciudad quedó acotada en tan poco espacio por los closes y la población siguió creciendo, se vieron obligados a construir hacia arriba… y hacia abajo, rellenando la ciudad de rascacielos pero también de lo que en el tour de los misterios califican de rascainfiernos.

Entre los pasadizos del subsuelo había uno que unía el castillo con el monasterio de Holyrood. Para hacer un mapa de los subterráneos, cogieron a un niño gaitero mendigo y lo llevaron a las galerías para que fuese andando tocando la gaita mientras seguían desde arriba el recorrido de la música. A la altura de la Iglesia de la Báscula dejó de oírsele y nunca más se supo de él.

Hay quien dice que por la noche aún se puede escuchar una gaita sin que ningún músico ande cerca, e incluso los huéspedes del próximo hotel Radisson se han quejado en numerosas ocasiones de unas canciones a altas horas de la madrugada que no parecen provenir de ningún local conocido. Así que si te gustan los alojamientos misteriosos… este es el tuyo.

Iglesia de la Báscula - Edimburgo
Iglesia de la Báscula – Edimburgo

3. La mano de John Cheesley acecha a los pecadores de la Royal Mile

John Cheesley era un hombre que quería divorciarse pero no estaba conforme con la sentencia que acordaba la pensión que debía pasarle a su esposa estimada por el juez, así que lo mató. Como condena, le cortaron el brazo con el que empuñó el arma y lo ataron a una cruz por la noche para que se desangrase. A la mañana siguiente, el cuerpo había desaparecido y dicen que desde entonces atormenta a los criminales de la ciudad.

En los años 70 encontraron su cuerpo… no así su brazo. Se dice que si no tienes la conciencia muy tranquila, al pasear por el centro de Edimburgo puede que notes que alguien te roza y sea la mano de John Cheesley. Yo por suerte no lo sentí.

free tour fantasmas edimburgo

¿Te has apuntado ya a la ruta gratuita por las leyendas y misterios de Edimburgo? Puedes reservar tu plaza aquí.

Paseando por la Royal Mile de Edimburgo
Paseando por la Royal Mile de Edimburgo

4. El lago de las miasmas malignas… colocón asegurado en la ruta de los fantasmas

En el Lago del Norte de Edimburgo crearon una fosa para protegerse de los invasores y en ella se lanzaba la basura de la ciudad. Inexplicablemente, al no haber lavaderos intramuros, éste era precisamente el lugar al que las señoras iban a lavar sus ropas. Se cuenta que todo el que se trasladaba allí volvía poseído, hablando la lengua del demonio, hasta el punto de ser necesario algún que otro exorcismo.

Con el tiempo se ha demostrado que lo seguramente ocurriese es que estas señoras retornasen de allí colocadas por los gases emitidos de la descomposición de la inmundicia, como el etanol. Por si acaso, cuando pases durante el tour de los fantasmas de Edimburgo, contén la respiración.

Ropa tendida en Edimburgo - Leyendas de la ciudad
Ropa tendida en Edimburgo

5. Las brujas saben flotar… misterios de Edimburgo

Al lago se arrojaban además a los que se tenían por brujos, atados de pies y manos. Si se hundían y morían, significaba que dios los había acogido en su gloria; si por el contrario tenían la mala fortuna de flotar, era la mano del demonio la que había tirado de ellos hacia arriba. Esto que parece obvio no lo es tanto, ya que por los ropajes anchos era común que se formasen bolsas de aire y flotase más de uno y más de dos. Las torturas a posteriori eran tan extremas que los acusados llegaban a introducirse piedras pesadas en los bolsillos para evitar a toda costa flotar. El lago está lleno de ánimas, cuidado si te encuentras con alguna en el tour de los fantasmas.

6. El puente maldito y una señora muy inoportuna

Cuando se creó la ciudad nueva de Edimburgo, construyeron un puente para unirla con el casco antiguo, pero se hundió y murió mucha gente. Lo arreglaron, pero todos decían que estaba maldito, y ya nadie quería cruzarlo. Por ello tomaron la decisión de construir un nuevo puente: el que hoy conocemos como Nord Bridge. Para demostrar que no había ningún maleficio sobre el mismo, acordaron que si era capaz de cruzarlo la señora más longeva de la ciudad, cualquiera podría atravesarlo, con la mala suerte de que la noche antes de la inauguración la anciana murió de forma «natural». Ante la problemática que esto ocasionaba, decidieron montarla en una silla de ruedas y pasar el puente con el cadáver. A medio camino, la silla tropezó accidentalmente y el cuerpo cayó al suelo, ante el estupor del público que pensaba que se acaba de morir.

¿Eres capaz de atravesarlo? Te advierto que si haces el tour de los fantasmas no te queda otra.

Nord Bridge de Edimburgo - Ruta del misterio
Nord Bridge de Edimburgo

7. Autorretrato de un muerto viviente

En el cementerio del Old Carlton se encuentra la tumba de David Alan, un retratista en cuya lápida se ha ido dibujando con las manchas de humedad precisamente el retrato de una cara atormentada. Un estudio posterior ha demostrado que se le enterró vivo, así que se piensa que la cara en su tumba es su última y macabra obra, un autorretrato.

De hecho, por fenómenos como la catalepsia, era frecuente enterrar a mucha gente que resultaba estar viva, lo que llevó a atarle a los muertos antes de enterrarlos una campanita para poder oír su movimiento si se «despertaban». De ahí nació la expresión «salvado por la campana».

8. Ladrones de tumbas y asesinos a sueldo entre los fantasmas usuales

A los criminales escoceses los mataban, pero no merecían ser enterrados en el Camposanto, por lo que muchos de sus cuerpos eran donados a la medicina.

A principio del siglo XIX se derogó la Ley de Disecciones, lo que lejos de acabar con la experimentación, hizo primero que naciesen los ladrones de tumbas (mal llamados «resucitadores» pues más de una vez sacaban a alguno vivo), y tras ser éstas protegidas con hierros (algunas se pueden ver tal que así en los cementerios aunque muchos fueron fundidos para hacer armas en la Guerra Mundial) a que se crease un mercado negro más negro si cabe, de cadáveres, llegando a aparecer asesinos a sueldo contratados por médicos y científicos, como el caso de dos inmigrantes hoteleros que formaron un negocio de muerte en su alojamiento vendiendo los cadáveres de sus huéspedes por siete chelines el cuerpo.

Cementerio de Edimburgo - Tour de los fantasmas
Cementerio de Edimburgo

9. Las tumbas sin nombre en el tour por los cementerios de Edimburgo

Como decíamos, cuando se derogó la Ley de Disecciones ya si que se comenzó a enterrar a los criminales, pero en su lápida sólo están escritas las iniciales de su sepulturero. Son conocidas como las tumbas «sin nombre» y pueden verse en los distintos cementerios de la ciudad. Una de las mejores cosas del tour de los fantasmas de Edimburgo es poder visitar algunos de estos particulares cementerios plagados de cruces celtas.

Tumba Sin Nombre en Edimburgo
Tumba Sin Nombre en Edimburgo

10. Enterrando el pasado más tenebroso de Edimburgo

En la Royal Mile, si vamos caminando atentos, podemos encontrar un octógono en el suelo con una cerradura. Ésta significa el cierre con el pasado de tortura y la brujería, el entierro y punto final a un pasado lleno de desgracias y terror, como forma de liberarse y poder empezar de cero.

Muchos descansan más tranquilos ahora que parece que la cara más oscura de Edimburgo ha sido sellada para siempre. Pero aún queda algo en el tintero, ¿en manos de quién y dónde está su llave?

Cerradura en el suelo de la Royal Mile de Edimburgo - Tour de los fantasmas
Cerradura en el suelo de la Royal Mile de Edimburgo

Durante mi visita a Edimburgo me alojé en este maravilloso hotel. Si quieres reservar el tour de los fantasmas te recuerdo que puedes hacerlo aquí o esta versión gratis.

Otros Viajes Interesantes

6 Comentarios

Gema octubre 16, 2016 - 5:38 pm

Hola! Nos gustaría ir a algún sitio chulo por Halloween, ya que aquí nada de nada….
A ti qué te gusta nos recomiendas Edimburgo o mejor Dublín? Vamos con un niño que también le encanta!
Gracias por tu ayuda

Reply
Claudia octubre 18, 2016 - 2:45 pm

Hola Gema, mira que me gusta Irlanda y que he pasado allí Halloween y sé que se lo montan bien… pero yo elegiría Edimburgo. Es una ciudad más fantasmagórica que Dublín y además se recrea muchísimo en todo el tema de la brujería y demás por lo que ahora tiene que ser una pasada. Además, si no conoces ninguna de las dos, a mí me parece mil veces más bonita la capital escocesa.

Reply
Patri octubre 17, 2016 - 7:17 pm

Buenísimo, o mejor dicho aterrador. Desde luego no conozco otra ciudad en el mundo como Edimburgo que se preste a las historias de miedo… Yo también visité los callejones y el Mary King´s Close con el fantasma de la niña y los que murieron allí daba muuucho cague. También fui al cementerio encantado de Greyfriars, donde hay todo tipo de leyendas de apariciones, incluso la de un perro fantasma 😉
Un abrazo

Reply
Claudia octubre 20, 2016 - 10:17 am

Hola Patri. Antes de ir sabía que Edimburgo era una de tus ciudades favoritas, no sólo de miedo, sino en general… después de haber visto su encanto y su misterio te entiendo perfectamente. Edimburgo es espectacular :O.

Reply
Ruta por los castillos de Escocia: como William Wallace - Los viajes de Claudia octubre 31, 2016 - 2:12 pm

[…] quieres leer historias de miedo ambientadas en Escocia sigue este […]

Reply
Viajar por libre a Escocia e Inglaterra: ruta en coche - Los viajes de Claudia febrero 5, 2017 - 9:51 pm

[…] dedicaremos por completo a Edimburgo, pasear la Royal Mile, hacer alguna ruta fantasmagórica, subir a sus miradores, entrar a su […]

Reply

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.