Qué ver en Edimburgo: 20 imprescindibles en la Niña Bonita de Escocia

Qué ver en Edimburgo: 20 imprescindibles en la Niña Bonita de Escocia

Creo que puedo afirmar sin temor a equivocarme que esta ciudad escocesa es una de las más bonitas de toda Europa. Su ambiente medieval muy distinguido, su espíritu celta y sus impresionantes monumentos son algunas de las cosas que te atraparán de ella. ¿Quieres saber qué ver en Edimburgo? Te dejo mi guía con los 20 imprescindible que visitar y que hacer.

Los 20 rincones mágicos que visitar en Edimburgo (incluido un puñado de planes originales)

1. Empieza por un free tour y aprende las curiosidades de la ciudad de la mano de un experto.

Qué mejor forma de comenzar a descubrir todo lo que ver en Edimburgo que haciendo un tour gratis en español. Puedes reservar tu plaza aquí.

2. Recorre tantas veces como puedas la Royal Mile, la calle principal del casco viejo, un imprescindible.

El nombre de la columna vertebral de la villa proviene de su longitud, 1,8 kilómetros, o lo que es lo mismo, una milla escocesa; además une el Castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyrood y era usada por el Rey para caminar de uno a otro, por lo cual: a royal mile. Es el eje de la Old Town y está llena de pubs, tiendas con encanto, músicos callejeros, etc.

Uno de los rasgos más característicos de la Royal Mile son los closes, pequeños callejones cubiertos que conectan calles y edificios y que están llenos de misterios (más abajo os cuento una ruta con la que podéis conocer estas historias). El más famoso es el Mary King’s Close (subterráneo).

Recorrer la famosa Royal Mile

Recorrer la famosa Royal Mile

3. Si eres fan de Outlander (y si no deberías porque es la mejor serie que ver antes de ir a Escocia) te va a flipar esta excursión por los escenarios: Lallybroch, Castillo Leoch, etc. existen de verdad.

Dónde dormir en Edimburgo en un hotel especial

4. Alójate en un lugar con historia, como este hotel boutique que elegimos nosotros.

En mi visita a Edimburgo nos alojamos en esta maravilla de edificio; me encantó. La decoración es típica escocesa pero con todas las comodidades de un hotel moderno (menos ascensor, que no tiene). Los desayunos son excepcionales y si te alojas en la suite, fliparás. Puedes echar un ojo a los precios aquí.

Dormitorio de lujo en Edimburgo

Dormitorio de lujo en Edimburgo

5. Visita el Castillo de Edimburgo, el monumento que no puede faltar.

Uno de los motivos principales por el que decidimos viajar a Escocia fue para hacer una ruta por los mejores castillos. El de Edimburgo es uno de los más importantes que ver. Está situado sobre una colina en la parte antigua, y está rodeado por acantilados. Para acceder, hay que utilizar la empinada Castlehill, continuación de la Royal Mile.

Es enorme, y en agosto sirve de escenario para las actuaciones del festival Royal Military Tattoo (una pasada). Yo recomiendo hacer una visita guiada como esta porque tiene tantas cosas interesantes en su interior que no sabes bien cómo sacarle partido al tiempo que le dedicas (además es sin colas, lo que se agradece).

Algunas de las atracciones principales son: el cañonazo de las 13:00 horas (todos los días), la capilla de Santa Margarita, la Piedra de la Coronación, las Joyas de la Corona, el Mons Meg (una bombarda del siglo XV), el Museo Nacional de la Guerra o las antiguas prisiones.

El acantilado del Castillo de Edimburgo

El acantilado del Castillo de Edimburgo

Edimburgo sirvió de escenario e inspiración a muchas series y películas

6. Haz este free tour temático por los lugares que inspiraron a J. K. Rowling para escribir Harry Potter.

¡Es gratis! Y podrás descubrir la cafetería donde se escribió parte de la saga, toparte con la tumba de Tom Riddle en el Cementerio Greyfriars o atravesar el Callejón Diagon. Si quieres ir más allá también puedes hacer esta excursión por lugares de las pelis en los alrededores de Edimburgo.

7. No compres el típico souvenir, apuesta por regalos originales como los jerséis de lana de la tienda de artesanía Canogate Jersey & Crafts o los bonitos mapas de The Royal Mile Galley.

Además si puedes, visita alguno de los mercadillos de Edimburgo: el de la iglesia Tron a diario, el Farmer’s Market o el de Grassmarket los sábados, o el de Stockbridge los domingos.

Mercadillo dentro de una iglesia en la Royal Mile

Mercadillo dentro de una iglesia en la Royal Mile

8. Prueba el whisky y repite, no te des por vencido a la primera.

¿Sabías que whisky proviene del gaélico y significa «agua de la vida». Es la bebida nacional desde sus orígenes en las abadías por allá por el siglo XV y para los escoceses tomarlo es casi como un ritual.

Hay algunos tours del whisky por la ciudad como este, en los que aprenderás mucho de esta bebida. Si quieres ir más allá, visita la destilería de Dewar’s, todo un clásico.

9. Sube a Calton Hill a ver el atardecer.

Disfrutar de la puesta de sol desde la Colina Calton es una de las mejores cosas que hacer en Edimburgo. Se llega a ella a través de Princess Street y cuenta con varios elementos interesantes, destacando el Monumento a Nelson.

Las vistas del casco histórico con el castillo de Edimburgo al fondo y la ciudad nueva son increíbles, una gozada.

Subir a la Carlton Hill al atardecer - Qué hacer en Edimburgo

Subir a la Carlton Hill al atardecer – Qué hacer en Edimburgo

Camina una royal mile para descubrir una de las mejores visitas de Edimburgo

10. Adéntrate en el Palacio Holyrood, situado al final de la Royal Mile.

Es uno de los lugares imprescindibles que ver en Edimburgo. Data del siglo XII y es la residencia de la Reina de Inglaterra cuando pasa por Escocia. Si te gusta visitar palacios amueblados, este es genial, de estilo barroco, con los apartamentos de María Estuardo (TOP), la Great Gallery y la capilla.

El rincón más fotogénico sin embargo es la antigua Abadía Agustina de Holyrood, hoy en ruinas, en la que se coronaron muchos reyes escoceses. Te aconsejo que lleves comprado el ticket de antemano.

11. Aprovecha que vas a visitar Edimburgo para conocer uno de los lugares más míticos de Escocia, el Lago Ness. ¡Si avistas a Nessy avísame! Puedes reservar plaza en esta excursión por las Highlands.

Nessy, el monstruo del Lago Ness

Nessy, el monstruo del Lago Ness

Qué hacer en Edimburgo: conocer sus historias y leyendas

12. Entra en la hermosa Catedral de Saint Gîles del siglo XII, con su característica cúpula hueca; me encantaron las banderolas de su interior pero lo mejor es su taburete.

La iglesia se construyó como presbiteriana, la religión imperante en la Escocia de la época. Pero los ingleses, que ejercían supremacía política, la utilizaban como anglicana. Numerosos tumultos ocurrieron entre ambos bandos en este templo en el que un día la misa era presbiteriana y al siguiente anglicana. Una historia muy graciosa es la de Jenny Geddes una chica escocesa de pura cepa que fue a escuchar oficio y en mitad del tema se dio cuenta de que no era en su religión y cogió un taburete y se lo lanzó al sacerdote en la cabeza. Hoy día puedes ver una escultura de un taburete en su honor dentro de St. Gîles (el original está en el Museo Nacional, que por cierto es gratuito).

Interior de la Catedral de Sant Giles - Qué ver en Edimburgo

Interior de la Catedral de Sant Giles – Qué ver en Edimburgo

13. Busca a ver cuántos unicornios encuentras por sus calles.

Es el «animal» oficial desde el siglo XII. Los vikingos cazaban en el ártico narvales y vendían en las islas británicas sus cuernos como si fueran los de un caballo salvaje de sus tierras que tenían poderes curativos y mágicos. Decían que era un animal indomable y muy valioso, y los escoceses… lo adoptaron como símbolo. ¡Está por todas partes!

Un imprescindible: la ruta de los fantasmas

14. Conoce estas diez historias fantasmagóricas de la ciudad (¡No las leas si no quieres spoilers!) y alguna más con este tour por los cementerios y lugares embrujados de Edimburgo. Me pareció lo más, de las cosas más emocionantes que hacer en Edimburgo jajaja sobre todo si vas en el turno de noche. Aquí es donde entrarás en los closes y conocerás su lado paranormal.

Además, Edimburgo es conocida por sus «rascainfiernos«, subterráneos profundos donde pasan cosas muy extrañas. Si te atreves, haz esta visita.

Cerradura en el suelo de la Royal Mile de Edimburgo

Cerradura en el suelo de la Royal Mile de Edimburgo

15. Hazte un buen puñado de fotos en Victoria Street, la segunda calle más bonita de Edimburgo.

Esta vía une el puente George IV y la plaza Grassmarket, y es la que se piensa que sirvió de inspiración para crear el Callejón Diagon de Harry Potter. Es famosa por sus buenos restaurantes y sus casas de colores, tan vistas en Instagram. Un must que ver en Edimburgo.

16. Móntate en barco y surca el fiordo Forth.

crucero en el fiordo de edimburgoEdimburgo se encuentra casi en la desembocadura del fiordo Forth, muy conocido por la espectacularidad de sus puentes (alguno incluso Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO). Si te animas a surcarlo en barco con esta excursión podrás visitar a tu aire la isla de Inchcolm y su preciosa abadía medieval.

17. Coge un tren y vete a conocer Glasgow.

Aunque está considerada el Patito Feo de Escocia, en las dos veces que la he visitado se ha ido ganando un huequito en mi corazón. Incluso he escrito una guía de Glasgow con los atractivos principales. Si quieres ir más allá, haz esta ruta por los graffitis, me chiflan.

Puedes ir por tu cuenta o hacer esta excursión con guía de ir y volver en un día.

Visitar Glasgow las cabezas de la Galería Kelvingrove

Visitar Glasgow: las cabezas de la Galería Kelvingrove

Las mejores vistas de Edimburgo y no es Calton Hill

18. Llena una botellita de agua y sube hasta Arthur’s Seat.

Si las vistas desde Carlton Hill te han gustado al atardecer, prueba a ir de día a este mirador panorámico algo más alejado, pero en plena ciudad. Está situado en el volcán extinguido Arthur’s Seat.

19. Para visitar un pueblo sin salir de Edimburgo ve a Dean Village.

Este barrio de Edimburgo es casi un pueblo dentro de la ciudad, de hecho es una antigua aldea molinera. Pasear a orillas del río Leith es de lo más agradable, y sus jardines y casitas de ladrillo te van a parecer adorables. Puedes caminar sin rumbo o hacer un tour guiado por los mejores enclaves.

20. Tómate un par de pintas en algunos de sus pubs.

Muchos tienen música en directo. Algunos de los más famosos son: Bow Bar, The Royal Oak, The Wee Pub, Sandy Vell’s, The Sheep Hein Inn o Finnegans Wake.

En los pubs de Escocia hay música en directo

En los pubs de Escocia hay música en directo

No diréis que no hay cosas que hacer y que ver en Edimburgo, ¿no?

Otros Viajes Interesantes

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.