Ruta por Nueva Zelanda en 3 semanas – Viaje de 21 días

Indice de contenidos

Viajar a las antípodas… menudo sueño cumplido, eh. La sensación de no poder llegar más lejos (al menos en la Tierra) da un subidón tan increíble como los paisajes que vas a descubrir en las islas kiwi: lagos glaciares, montañas con picos nevados, fiordos, aguas sulfurosas burbujeantes, carreteras que son una experiencia en sí mismas, y hasta el mundo de los hobbits. Hoy te cuento el itinerario perfecto de viaje de 21 días para tu ruta por Nueva Zelanda de 3 semanas.

Ruta por Nueva Zelanda de 3 semanas o 21 días
Ruta por Nueva Zelanda de 3 semanas o 21 días
cambiar dinero dolares neozelandeses

Para pagar en Nueva Zelanda utilicé mi tarjeta de viajes de confianza (Revolut) porque hace muy buen cambio y con ella misma saqué unos dólares de un cajero por tener algo en efectivo. Pero vamos, que se puede pagar TODO con tarjeta (yo creo que solo usamos monedas para alguna ducha y alguna honest box con fruta que encontramos en la carretera).

internet datos nz

Y sobre cómo tener internet, yo me saqué desde casa esta e-SIM de Holafly (tienes descuento con el código LOSVIAJESDECLAUDIA) con datos ilimitados. También puedes comprar alguna allí en el aeropuerto pero no son muy económicas.

Qué ver en un viaje a Nueva Zelanda de 3 semanas

Adelanto que van a venir otros muchos posts con consejos para el viaje, vuelos, qué seguro contratar, cómo elegir la mejor autocaravana o furgoneta, imprescindibles, etc. así que para no eternizar este post, me voy a centrar ahora solo en la ruta por Nueva Zelanda día a día.

mapa nueva zelanda ruta

Quiero aclarar que esta ruta que propongo se corresponde al 95% con la que yo he hecho. El 5% restante son mejoras o detalles que creo que no había calculado bien y que he corregido para que tu viaje a Nueva Zelanda sea perfecto:

Día 1: aclimatación y Auckland

Poner un pie en Nueva Zelanda es un hito en todo cuaderno viajero. Especialmente para los que vivimos en España, sentir que estás en la otra punta del mundo da mucha alegría pero también vértigo, lo que sumado al cansancio de un viaje tan largo, crea un momento muy emocionante.

Así que este primer día es para cogerle el rollo al destino y sobrevivir al jetlag como se pueda sin grandes exigencias.

Mi avión de Air New Zealand
Mi avión de Air New Zealand

Llegada a Nueva Zelanda y Aduana

Los trámites para entrar en el país son bastante comunes (solo necesitas tu pasaporte y rellenar el NZeta antes de ir), pero sí que quiero reseñar que son súper exigentes en la Aduana. Las autoridades neozelandesas quieren que declares prácticamente cualquier cosa, para lo que te darán un papel a rellenar en el avión.

Hay una lista con productos prohibidos con los que no se puede entrar al país (en los que como curiosidad llevan a rajatabla cualquier derivado del cerdo, así que nada de jamón). Tienes que declarar medicamentos y hasta si llevas alguna bota de montaña sucia, ya que puede traer microorganismos que ataquen a su ecosistema.

Son muy puntillosos así que mi recomendación es que revises la lista y no traigas nada de lo que no se permite. Y que si llevas algo de comida y tal que sí está permitido, lo pongas cuando te pregunten (por poner un ejemplo, unas latas de atún, frutos secos sin cáscara, galletas o quesos, pueden pasar, pero tienes que decírselo). No intentes escaquearte que se van a molestar e incluso pueden multarte.

Recoger la camper o autocaravana de alquiler

Mi viaje ha sido en un camioncito camperizado al estilo autocaravana. Después de darle muchas vueltas, reservamos con una empresa pequeña familiar que me dio buenas vibras llamada Pacific Horizon, pero hay muchas opciones, siendo las más famosas las furgos de Jucy y Traveller Autobarn, y las autocaravanas de Maui o Britz.

Para conducir en Nueva Zelanda hace falta carnet internacional. Se conduce por la izquierda así que no es moco de pavo si no estás acostumbrado a llevar un vehículo de grandes dimensiones. Tómate tu tiempo en cogerle el punto antes de lanzarte a la carretera.

Alquilar una autocaravana en Nueva Zelanda
Alquilar una autocaravana en Nueva Zelanda

Voy a escribir un post específico sobre consejos en este tema.

Supermercado y provisiones

Si tú también has decidido alquilar una camper en Nueva Zelanda (o como nosotros, autocaravana), una de las primeras paradas técnicas para el primer día después de recogerla es el supermercado, para hacerte con víveres.

He probado casi todas las cadenas en mi viaje a Nueva Zelanda de 3 semanas y sin duda mi favorito es el PAK’nSAVE. Es enorme, estilo nave, y bastante particular (me recordó un poco al Bonus de Islandia). Tiene de todo y es el más barato con diferencia. Otra buena opción es New World, pero se nota que es bastante más caro.

Supermercado barato en Nueva Zelanda
Supermercado barato en Nueva Zelanda

Auckland y Monte Eden

Nosotros teníamos claro desde el principio que visitábamos el país por sus paisajes y que sus ciudades pasaban a un segundo plano, así que por falta de tiempo prescindimos de Auckland (si a ti te va bien, dale una oportunidad). Lo que sí que creo que es interesante es subir al mirador del Mount Eden, un viejo volcán que domina la ciudad y desde el que se tiene una buena panorámica de bienvenida.

dónde dormir en coromandel

Por lo demás, nosotros dedicamos la tarde a avanzar un poco hacia la Península de Coromandel y pasamos la primera noche en un camping low-cost con vistas al mar llamado Tapu Camp.

Día 2: Península de Coromandel

A pesar de su escasa distancia de Auckland, esta península con vistas al Pacífico es un lugar tranquilo y remoto en el que hace tiempo ya que se asentaron pobladores que buscaban un estilo de vida alternativo. Si bien a lo largo de esta ruta por Nueva Zelanda encontraremos tramos de costa aún más bestiales, es un recorrido agradable para abrir boca.

Carretera de Thames a Coromandel

La carretera SH25 que serpentea bordeando la Península de Coromandel es un inicio de viaje maravilloso. Las vistas desde el mirador Manaia Road Saddle and Lookout son muy especiales, y todo el recorrido empieza a ponerte en contexto la que será el resto de la jornada.

Mirador en la Península de Coromandel
Mirador en la Península de Coromandel – Ruta por Nueva Zelanda

La 309 Road

Merece la pena sin embargo abandonar un poco la costa para tomar el desvío de la 309 Road, un camino sin asfaltar de 21 kilómetros que nos lleva de Coromandel a Whitianga. Una alternativa un tanto salvaje que pasa por zonas rurales y por las Waiau Falls.

Cathedral Cove

La joya de Coromandel es la Cathedral Cove, una playa al estilo de la Playa de las Catedrales de Galicia o de Benagil en Algarve. Se ha formado en una cueva con cúpula en la roca una salida al mar que promete una estampa espectacular.

Y digo promete porque cuando llegamos al parking para iniciar el sendero de en torno a una hora, encontramos que el trail estaba cerrado porque se había destrozado en una tormenta, así que nos quedamos sin hacerlo. Fue un chasco porque no había leído nada al respecto, pero bueno, siempre hay que dejar razones para volver a un destino, o eso dicen.

Cathedral Cove en Coromandel
Cathedral Cove en Coromandel – Imagen de Annette en Pixabay

Hot Water Beach y otras playas bonitas de Coromandel

Uno de los puntos más curiosos de la Península de Coromandel (y muy cerca de la Cathedral Cove) es la Hot Water Beach, una playa a la que solo se tiene acceso cuando la marea esta baja y que tiene la particularidad de asentar su arena sobre aguas termales. Por tanto, basta con escarbar un poco para conseguir crear verdaderos jacuzzi junto a la orilla.

Hot Water Beach en Coromandel
Hot Water Beach en Coromandel – Ruta por Nueva Zelanda

Otras de las playas más bonitas de la Península de Coromandel son: Whangamatā, Whiritoa y Waihi Beach.

dónde dormir en coromandel

Para dormir seleccionamos Tauranga, una ciudad con una zona de aparcamiento gratuito junto a unas instalaciones deportivas de rugby. Para ducharnos aprovechamos y nos fuimos a pasar la tarde a sus piscinas termales Mount Hot Pools. Si te mola la sidra tienes que conocer The Cider Factorie.

Día 3: Hobbiton y Hamilton

¿Estoy chalada? Sí. ¿He ido de viaje a Nueva Zelanda sin haber visto ninguna película de El Señor de los Anillos? Correcto, pa’matarme, lo sé. Soy una millenial de las que persiguen los escenarios de Harry Potter, y no sé por qué, esta saga nunca me ha llamado la atención hasta ahora (que después de haber ido voy a ponerle remedio a mi torpeza bien rápido).

Hoy se viene uno de los platos fuertes del viaje: Hobbiton, y para bajar los nervios, después un poco de Hamilton y sus jardines.

Hobitton y The Shire

A pesar de no haber seguido las películas, tenía claro que cualquier ruta a Nueva Zelanda que se precie tiene que pasar por Matamata, donde se encuentra Hobbiton Movie Set, el lugar donde se grabaron las escenas de La Comarca (The Shire). Fueron muchísimos los recónditos rincones de las dos islas que se usaron para filmar las cintas, pero es aquí donde encontramos el set de rodaje como tal.

No quiero hacer mucho spoiler pero diré que me pareció BRUTAL, y a mi familia (de la que solo mi hermano es fósforo, también). El recorrido, que empieza en un bus avanzando entre prados plagados de ovejas parece que realmente está dando paso a un mundo de fantasía. Y de la puesta en escena in situ qué puedo decir, una maravilla, las casitas son para quedarse de finde rural. Justo en 2023 lo está ampliando para que sea aún más top. La cervecita final en el Dragón Verde con la chimenea encendida es mágica.

Es una visita cara pero con la que no hay que escatimar.

Hobbiton, un imprescindible que visitar en Nueva Zelanda
Hobbiton, un imprescindible que visitar en Nueva Zelanda

Jardines de Hamilton y Ranglan Beach

La típica visita que continúa después de Hobbiton es Hamilton, una ciudad elegantona con un famosísimo Jardín Botánico con plantas de todo el mundo.

Nosotros teníamos ideado conocerla (y eso que en invierno no es tan colorido) pero se levantó una mañana de niebla cerradísima que provocó un accidente que nos hizo tener que cambiar de ruta a Hobbiton cuando solo nos quedaban 15 minutos para llegar (la vía alternativa fue de dos horas y media). Menos mal que se apiadaron de nosotros y nos cambiaron la hora, porque perdernos el set de rodaje habría sido un drama, pero eso sí, tuvimos que prescindir de Hamilton, aunque tú no deberías.

Para terminar la jornada nada como un buen atardecer en la playa de Raglan comiendo pescado en Raglan Fish en esta ruta por Nueva Zelanda.

campings en nueva zelanda

El alojamiento de esta noche lo hicimos ya a las puertas de las Waitomo Glowworms Caves, en un camping muy completo de la cadena Top Ten desde el que se podía ir andando.

Día 4: Cuevas de Waitomo y Rotorua

Hoy el día comienza en uno de esos lugares únicos que tiene la suerte de poseer Nueva Zelanda, unas cuevas con unos gusanitos que brillan en la oscuridad. Pero después, la jornada continúa en Rotorua, conocida por sus aguas termales y su cultura maorí.

Waitomo Glowworms Caves y Marokopa Falls

Las Cuevas de Waitomo son habitadas por una especie de luciérnagas luminiscentes que alumbran las majestuosas estancias calizas. «Wai» significa agua, y «tomo» pozo, y su nombre hace referencia a la cantidad de ríos subterráneos que se encuentran en la zona.

Durante la visita (de unos 45 minutos) darás buena cuenta del agua y del gusiluz cuando te montes en una barca y surques esa negra corriente mientras el techo de la cueva parece enteramente el mismo firmamento. Una pasada, no da nada de claustrofobia pero sí impresiona.

No están permitidas las fotografías, pero te dejo una de su propio Facebook. Un imprescindible que ver en Nueva Zelanda en la Isla Norte.

Cuevas de Waitomo con los glowworms
Cuevas de Waitomo con los glowworms – Foto de su Facebook

Ya que estás en la zona, antes de poner rumbo a Rotorua, acércate a las magníficas Morokopa Falls.

Rotorua y sus baños termales

La ciudad de Rotorua huele a huevos podridos. Eso es así y las papas son asás. La culpa la tienen la infinidad de fuentes geotermales que hay en el área, que confieren ese característico olor a azufre. Es muy curioso ver que de cualquier alcantarilla o incluso de la tierra brotan nubecitas de vapor.

La zona más interesante que visitar es la cercana al lago homónimo, plagado de cisnes, paseando por los Government Gardens y disfrutando de lo coqueto que es el edificio del Rotorua Museum. Nosotros pasamos la noche aquí pero antes te voy a contar un par de actividades interesantes.

El centro de Rotorua - Ruta por Nueva Zelanda
El centro de Rotorua – Ruta por Nueva Zelanda

Cultura maorí neozelandesa en Rotorua

Se estima que cerca del 40% de la población de Rotorua es maorí, siendo uno de los grandes enclaves donde está presente esta cultura en Nueva Zelanda. Es por ello que existen diversos tours que te aproximan de una u otra forma a ella.

La experiencia más aclamada es la que ofrece la Temaki Maorí Village, llamada Te Pa Tu. Nosotros finalmente decidimos no hacer esta excursión típica de la Isla Norte que te acerca a la cultura maorí en Rotorua con bailes, historias y cena, (y que tiene muy buenas críticas) porque todas las explicaciones son en inglés y mis padres no lo hablan, así que iba a ser un poco aburrido para ellos siendo algo carete.

Además, a pesar de los comentarios positivos, a mí me da la impresión de que es algo demasiado para turistas y no tan auténtico (aunque ya digo que hablo desde el desconocimiento, si lo pruebas cuéntame).

Redwoods Tree Walk

Lo que sí que recomiendo absolutamente es el Redwoods Tree Walk, una de las actividades que más me gustaron de mi ruta por Nueva Zelanda en 3 semanas.

Este paseo por las copas de los árboles del bosque de secuoyas de Rorotua es precioso. Hay dos entradas diferentes en función de si vas de día o de noche, así que yo te aconsejo comprar la primera de la noche porque puedes disfrutar del atardecer desde arriba y luego ir comprobando cómo se van iluminando las ramas con diferentes farolillos. Una monada. Abajo hay varias rutitas cortitas para hacer antes y disfrutar de otra perspectiva.

Paseo en las copas de secuoyas en Rotorua
Paseo en las copas de secuoyas en Rotorua – Ruta por Nueva Zelanda
ruta nueva zelanda en autocaravana

Como he comentado, nosotros esta noche nos quedamos en Rotorua. Después del momento reconectar con la naturaleza en el bosque, nos dedicamos a relajarnos el resto de la tarde-noche en uno de los mejores complejos de aguas termales, el Polynesian Spa (que empezó como casa de baño en 1882 y sigue). Lo mejor es que justo en la puerta hay una zona de aparcamiento gratuito nocturno para furgos, así que sales limpito y directo a la autocaravana.

Día 5: zonas geotermales de la Isla Norte

Quizás en el día anterior con tanto ajetreo no te ha dado tiempo a conocer Rotorua, así que el amanecer es un momento idílico para fotografiar su lago y alrededores antes de ponernos en marcha. Nosotros nos acercamos a asearnos a unos baños públicos en plena orilla y fue relajante redescubrirla a esa hora.

Ya en camino a las visitas del día, si Rotorua apesta a azufre, habrá que conocer algunos de sus parques geotermales, ¿no? En esta ocasión no para ponernos a remojo (podrías salir escaldado ya te lo digo yo) si no más bien para disfrutar de sus peculiares sonidos, olores y colores.

Wai-O-Tapu y su arcoiris

Si solo puedes ver un complejo geotermal, clarísimamente tienes que visitar Wai-O-Tapu. Su denominación significa «aguas sagradas» para los maoríes, y no sé si serán religiosas, pero guapas son un rato.

Después de pagar tu entrada en el Centro de Visitantes puedes acceder al parque y encontrarás mapas con distintas rutas que van pasando por los diferentes puntos de interés. Mi recomendación es que al menos le dediques un par de horas.

A las 10:15 horas provocan (con jabón) la erupción de un géiser llamado Lady Knox, para lo que tienes que salir ya que está fuera del recinto (te ponen un sello para poder entrar de nuevo). Sinceramente, después de haber visto el géiser Geysir de Islandia en acción, este me pareció una decepción, pero bueno si te coincide la hora no está de más.

Algunos de los puntos esenciales de Wai-O-Tapu son: Champagne Pool, con una efervescencia que recuerda a esta bebida, el Devil’s Bath, de color verde moco y la Artist’s Palette, cuyo nombre lo dice todo. Un imprescindible que ver en Nueva Zelanda.

Wai-O-Tapu, el parque geotermal neozelandés más  chulo
Wai-O-Tapu, el parque geotermal neozelandés más chulo

Otros sitios curiosos de camino a Taupo

(Técnicamente las dos primeras paradas están antes de Wai-O-Tapu):

Waimangu Volcanic Valley: paseo por el frondoso valle geotermal hasta llegar al Lago Rotomanaha (Lago Caliente), que puede surcarse en barco. Muy llamativo pero necesitas dedicarle varias horas de caminata (hay un transfer de vuelta).

Kerosene Creek: un río de agua caliente.

Huka Falls: a pesar de que la llaman cascadas son más bien unos rápidos turquesa súper llamativos que puedes observar desde distintos miradores.

Craters of the Moon: un paisaje salido de otro planeta (o satélite).

Waikarei Terraces & Thermal Health Spa: después de este día de ver agua caliente sin catarla, ¿Qué tal finalizar con un relajante baño en esta pasada de piscinas termales dispuestas en terrazas?

Huka Falls - Qué ver en Nueva Zelanda
Huka Falls – Qué ver en Nueva Zelanda
camping nz

Para finalizar el día puedes llegar a Taupo y ver atardecer desde su lago. En Taupo hay varios campings para furgonetas y autocaravanas pero todos son de pago.

Día 6: Taupo y su mix

La ciudad al borde del lago es famosa sobre todo por su escultura maorí en la naturaleza. Últimamente también se ha viralizado por tener un Mc Donald’s en un antiguo avión de guerra.

Ngatoroirangi

El Lago Taupo, de gran belleza, es muy conocido como decía por una talla maorí grabada en la montaña que solo puede divisarse desde el agua, llamada Ngatoroirangi. La realizó un artista en 1970 y representa al navengante que guió hace un milenio a la tribu hasta Taupo.

Para llegar hasta ella hay que reservar un paseo en barco. Yo en concreto hice este (la empresa genial), pero tuve tan mala suerte que a medida que nos acercamos al grabado maorí las corrientes del lago se pusieron fatal y tuvimos que dar media vuelta sin llegar a disfrutarla (me compensaron). El oleaje me recordó al xocomil del Lago Atitlán en Guatemala. Fue una lástima pero disfrutamos igualmente de un soleado día en sus aguas.

Figura maorí tallada en la montaña en Taupo
Figura maorí tallada en la montaña en Taupo – Fuente: Wikipedia

Mc Donald’s avión

El otro elemento que las redes sociales han catapultado a la fama y que visitar en Taupo es el considerado Mc Donald’s más cool del mundo, en el que puedes sentarte a comerte tu hamburguesa en un verdadero avión militar del siglo pasado con vistas al lago desde las ventanillas. Qué mejor forma de reponer fuerzas, obvio me comí una.

Mc Donald's dentro de un avión
Mc Donald’s dentro de un avión

El resto de la tarde puedes dedicarlo a hacer algunas de las actividades de aventura que ofrece este destino, que va desde hacer puenting a botar entre rápidos.

dónde dormir itinerario nueva zelanda

Para acercarnos hacia el destino de la siguiente jornada bordeamos el lago y hacemos noche en las proximidades de Turangi, donde hay bastantes opciones.

Día 7: (Tongariro National Park)

Esta jornada la pongo entre paréntesis porque nosotros por las circunstancias invernales, de poca luz, de viaje en familia, etc. finalmente nos la saltamos porque requería mucho tiempo. Pero sin duda la ruta de senderismo Tongariro Crossing es una de las más espectaculares de un viaje a Nueva Zelanda, así que si te encaja ni te lo pienses porque a mí se me quedó tristemente pendiente.

Como advertencia, son unos 20 kilómetros y se emplean unas 6-8 horas, así que prácticamente hay que reservarle un día entero.

dónde dormir gratis

Para dormir te dejo el sitio donde nosotros nos quedamos después de Taupo, que te viene bien, ya que es un lugar bastante curioso, el parking de un museo dentro de una base militar en Waioru (gratis).

Día 8: bajada y Wellington

Desde donde hemos dormido hasta Wellington hay unas 4-5 horas (aunque en autocaravana siempre se va más lento).

Aún así tenemos tiempo de llegar a Wellington y pasar la tarde entre sus enclaves más populares, como la calle Cuba Street, repleta de restaurantes y tiendas curiosonas, Old Bank Arcade (un antiguo banco ahora centro comercial), el mirador del Monte Victoria, o subir al cable car. A nosotros nos llovió bastante pero nos hicimos una idea de sus virtudes.

carpark wellington

No muy lejos del centro histórico tenemos el Evans Bay Marina Carpark. donde los vehículos self-contained pueden pasar la noche gratis.

Día 9: ferry a Picton y Kaikoura

Y llegó la hora de decirle adiós a la Isla Norte para saludar a la Sur. Si puedes elegir, mejor hacer el trayecto de día, porque hay paisajes súper chulos.

Es común que los horarios se varíen un poco (se atrasen) por el tiempo, así que revisa tu correo con las notificaciones de modificaciones.

Trayecto en barco de la Isla Norte a la Isla Sur

Tomar el ferry que surca el mar entre Wellington y Picton, es una de esas cosas que tienes que reservar cuanto antes una vez tengas más o menos diseñado tu itinerario por Nueva Zelanda. Hay dos compañías (Bluebird e Interislander) con varias frecuencias al día y barcos muy grandes. Pero como viajan muchos camiones, los huecos para vehículos se agotan muy rápido, así que si vas en camper, autocaravana o coche, cuanto antes reserves, mejor.

Yo me decanté por Interislander. El trayecto dura algo más de 3 horas y no mentiré, aunque los asientos son muy cómodos, el barco salta que flipas y marea un huevo. Así que si te suele afectar, biodramina al canto.

Ferry de Wellington a Picton
Ferry de Wellington a Picton

Excursión de las ballenas y comer langosta en Bin’s

Para volver a asentar el estómago lo mejor es dirigirse directamente a a localidad de Kaikoura (unas 2 horas al sur de Picton). Vas a tener que bajar y subir pero si tienes tiempo merece la pena porque es uno de los puntos más reseñables del país para hacer avistamiento de ballenas. Puedes reservar la actividad aquí.

Y por si fuera poco (y aquí vuelvo al tema gástrico-gastronómico), en este punto se pesca una langosta (crayfish) que dicen que está deliciosa. El kiosco callejero más famoso y relativamente barato para degustarla es Bin’s, en la misma playa. Echa un ojo a su Facebook porque a veces, está cerrado.

mejores campsites

Después toca deshacer lo andado y volver a Picton a dormir. Nosotros nos decantamos por el camping Picton Campervan Park, pequeñito pero muy apañado.

Día 10: costa norte y viñedos de Marlborough

La siguiente jornada en la Isla Sur es completísima. Un road trip junto al mar, viñedos y algunos de los lagos más bonitos que ver en Nueva Zelanda.

Queen Charlotte Drive

La carretera costera entre Picton y Havelock (40 kilómetros), conocida como Queen Charlotte Drive, está considerada uno de los tramos más sugerentes del país. Lo cierto es que recorrerla con las ventanillas bajadas dejando que entre la brisa es perfecto. Y por supuesto no te pierdas el minisendero hasta el Cullen Point Lookout, un bonito mirador a la costa.

Cullen Point en la Queens Charlotte Drive
Cullen Point en la Queens Charlotte Drive

Ruta del vino en Nueva Zelanda

Cambiando de tercio y bajando un pelín encontramos Marlborough, la región vinícola más reputada del país con su clásico por excelencia, el Sauvignon Blanc.

Ya sabéis que soy una apasionada del vino y que me encanta conocer desde las bodegas de Jerez, hasta las de Sudáfrica, pasando por las de California, así que aquí no iba a ser menos. Nos decidimos por hacer una visita con cata a la Cloudy Bay Winery.

Voy a confesar algo: no soy muy fan del vino neozelandés, es como que no es mucho de mi estilo, pero aún así he dado buena cuenta de ellos en el viaje para hacerme una opinión fundada, y debo decir que el espumoso de esta bodega me gustó bastante y que por lo acogedor que es su salón y lo económico de la cata guiada la aconsejo totalmente.

Bodegas en la región de Marlborough
Bodegas en la región de Marlborough – Ruta por Nueva Zelanda

Parque Nacional de los Lagos Nelson

Para ver atardecer mientras hacíamos una pequeña rutita por el bosque junto al agua, nosotros decidimos hacer noche en el Lago Rotoiti, dentro del Lakes Nelson National Park.

Dicen que en esa zona boscosa que rodea el lago hay bastantes kiwis, pero nosotros lo cierto es que no conseguimos ver ninguno. ¡Son muy tímidos y escurridizos! Pero bueno, la estampa del embarcadero poniéndose el sol, y encima totalmente solos, es brutal, y es un must en mi ruta por Nueva Zelanda en 21 días.

Parque Nacional de los Lagos Nelson
Parque Nacional de los Lagos Nelson – Ruta por Nueva Zelanda
lagos nelson

En el propio lago dormimos en un camping del DOC (Department of Conservation). Es bastante económico y cuenta con todas las facilidades (eso sí, la ducha caliente va por fichas que se consiguen en el Centro de Visitantes).

Día 11: rumbo a la Great Coast Road

Amanecer en el Lago Rotoiti es una auténtica gozada. Los primeros destellos de luz, la inmensa calma… y desayunar con esas vistas. Pero hay que ponerse en marcha porque hoy se llega hasta la costa, con varias paradas interesantes, resaltando las rocas con forma de pancakes.

Lago Rotoroa

A pocos kilómetros de Rotoiti encontramos Rotoroa, el otro gran lago del Parque Nacional de Nelson Lakes. Hay varios miradores en los que podrás fotografiar esta belleza paisajística de la ruta por Nueva Zelanda.

Buller Gorge Scenic Reserve

El río Buller es uno de los preferidos para practicar toda clase de deportes, desde rafting a tirolina, etc. Existen muchos centros de actividades con puentes colgantes, caminatas por el bosque (increíble la humedad), rápidos, etc.

Nosotros paramos en uno de ellos e hicimos una buena ruta junto al río bastante relajante. Puedes encontrarlo buscando en Maps «Buller Gorge Swing Bridge» .

Puente colgante sobre el río Buller
Puente colgante sobre el río Buller

Great Coast Road y las Pancake Rocks

Ya llegando al mar se toma una de las carreteras panorámicas costeras más bonitas del mundo (y no es que lo diga yo, es que lo dicen los rankings). La Great Coast Road discurre al borde de los acantilados pasando por playas y cortadas que quitan el hipo.

Y por supuesto, uno de los elementos imprescindibles que visitar en Nueva Zelanda en esta carretera son las Pancake Rocks, un conjunto de rocas junto al mar cuya erosión guarda bastante similitud con una torre de tortitas recién hechas.

Gracias a una serie de pasarelas que han instalado se visitan muy cómodamente desde diferentes perspectivas. Lo mejor es coincidir con la marea alta porque los sonidos de las olas chocando con las formaciones son estruendosos.

Pancake Rocks en la Great Coast Road
Pancake Rocks en la Great Coast Road – Ruta por Nueva Zelanda

Hokitika y sus luciérnagas

El día de hoy lo terminamos en la animada población de Hokitika, famosa por su jade, para quedarnos muy cerca de un pequeño desvío muy interesante que haremos mañana a primera hora.

dónde dormir en hokitika

Nosotros dormimos en un camping baratito llamado 252 Beachside. Como curiosidad, estaba justo al lado del Glowworm Dell, una pared a la entrada de un bosquecito en el que se asientan muchísimas luciérnagas, así que si te acercas de noche verás ese muro natural de roca iluminado con lucecitas.

Día 12: ¿Glaciares?

Esta jornada entre glaciares prometía ser una pasada… pero no era lo que esperábamos jajaja.

Hokitika Gorge

Como adelantaba en el día de ayer, nos alojamos en Hokitika para visitar a primera hora el Barranco de Hokitika. Sus aguas tienen orígenes glaciares y los sedimentos blancos de la roca realzan su azul turquesa que parece de filtro. Hay que hacer una caminata cortita de apenas unos minutos para darse de bruces con sus espectaculares colores. Precioso.

Ruta por Nueva Zelanda 21 días - Hokitika Gorge
Ruta por Nueva Zelanda 21 días – Hokitika Gorge

Franz Josef Glacier

Para «ver» el glaciar Franz Josef (que por cierto tiene este nombre por el Emperador Francisco José, marido de Sissi) hay que dejar la furgoneta en el aparcamiento que hay pocos kilómetros después del pueblo con el que comparte nombre y hacer algunos de los senderos señalizados que te acercan a él.

Y he puesto ver entrecomillado porque con el paso de los años el glaciar se ha ido reduciendo a pasos agigantados. Así que lo que realmente ves es el surco del valle que un día estuvo copado de hielo. Esta imagen no deja de ser impactante, pero conviene dejarlo claro para no llevarse una desilusión (como me pasó a mí).

Hasta aquí llegaba no hace tanto el Franz Josef Glacier
Hasta aquí llegaba no hace tanto el Franz Josef Glacier
sobrevolar un glaciar

Si lo que quieres es pisar nieve y sentirte un explorador total, lo suyo es darse el caprichito de sobrevolar el glaciar en helicóptero, que incluye aterrizaje en la nieve para que puedas hacer el angelito. Puedes reservar tu plaza aquí, nosotros estábamos dudosos porque mola pero es una pasta pero al final la meteorología eligió por nosotros y no pudimos hacerlo, qué pena.

Fox Glacier

Este otro glaciar prácticamente pegado al anterior es bastante similar. Aunque aquí sí que existen algunos puntos donde puedes ver (aunque sea de lejísimo) algo de nieve para sentir que estás ante un glaciar. El mejor viewpoint es el Fox Glacier Lookout. Tiene un aparato tipo telescopio que no sé cómo se llama donde puedes ir encuadrando los distintos accidentes geográficos.

Nosotros tuvimos un día nubladote y no conseguimos vislumbrar mucho, pero he visto fotos y sí que mola.

Un día de niebla en Fox Glacier
Un día de niebla en Fox Glacier

Lake Matheson y el Jetty Viewpoint

El Matheson es otro de los lagos más espectaculares de Nueva Zelanda. Es especialmente bonito llegar hasta el Jetty Viewpoint (unos 20 minutos caminando), desde donde, si hace un día sin viento, se puede conseguir un reflejo perfecto de los árboles y las montañas en el agua. Cuando fuimos chispeaba así que no conseguimos ese efecto, pero es deslumbrante igualmente.

Se puede seguir caminando para encontrar otros enclaves con vistas privilegiadas.

El lago del reflejo perfecto
El lago del reflejo perfecto – Ruta por Nueva Zelanda
itinerario de 3 semanas en nueva zelanda

Después de este día con sabor agridulce (aunque la Hokitika Gorge fue una chulada) decidimos avanzar y volver a la costa para dormir en Haast con su playa y su estuario, pasando por el Lago Paringa, el Lago Moeraki y el mirador Knights Lookout. Nuestro campsite se llamaba Haast River Motels and Holiday Park.

Día 13: cascadas y lagos de ensueño hasta Wanaka

Pensábamos que el plato fuerte del día serían las Piscinas Azules, pero terminó siéndolo El Cuello, un punto entre dos lagos que tiene una de las vistas más impresionantes que he tenido en mi vida. Para terminar, visitamos el Wanaka Tree, un árbol (en teoría) sumergido en el lago.

Thunder Creek Falls y Fantail Falls

Para comenzar la mañana puedes visitar dos cascadas pequeñitas pero muy monas, las Thunder Creek Falls primero, muy delgadita y alargada (96 metros), y las famosas Fantail Falls después, un poco más curiosonas estéticamente pero que no serían mis preferidas neozelandesas (la más top viene otro día).

Mejores cascadas de New Zealand
Mejores cascadas de New Zealand

Wilson Creek Canyon

Los majísimos chicos de Viajando nuestra vida me recomendaron hacer una parada en este punto, un desconocido sitio que nos lleva a las entrañas del Cañón Wilson, donde puedes meter los pies y sentirte Indiana Jones entre estrechos pasillos de roca. Cuando yo fui estaba hasta nevando, así que como para mojarse los pinreles, pero sí que es un sitio a tener en cuenta, especialmente en verano.

Blue Pools

La Blue Pools o Piscinas Azules son efectivamente, unas pozas turquesísimas que se forman en el río Haast. No sé cómo hacen estos kiwis para conseguir esos colores en sus aguas pero es que son irreales. Para poder verlas en todo su esplendor, además de una pequeña caminata, existen una serie de puentes colgantes que te ofrecen una vista cenital para apreciarlas mejor.

Durante mi paseo debido al tiempo estaban cerrados por seguridad, pero me siguió pareciendo muy guapo. La climatología afecta más en los viajes invernales, pero la gozada de disfrutar de estos paraísos para ti solo no la cambio por nada.

Las Blue Pools en una ruta de 3 semanas por Nueva Zelanda
Las Blue Pools en una ruta de 3 semanas por Nueva Zelanda

The Neck: entre el Lago Hawea y el Lago Wanaka

Toda la carretera que va desde las Blue Pools hasta Wanaka es una brutalidad. Los paisajes de las montañas nevadas sobresaliendo del intenso color de las aguas del Lago Wanaka son una de las estampas naturales más preciosas que he podido contemplar.

Esta maravilla llega a su máximo esplendor en The Neck, un punto en el que literalmente la tierra forma un cuello entre el Lago Wanaka y el Lago Hawea donde en pocos metros puedes contemplar ambos, tan parecidos como diferentes.

The Neck entre los lagos de la Isla Sur de Nueva Zelanda
The Neck entre los lagos de la Isla Sur de Nueva Zelanda

Luego puedes continuar hasta Wanaka bordeando el Hawea para seguir flipando.

Wanaka y su Wanaka Tree

Dicen que Wanaka es la hermana pequeña de Queenstown. Y la verdad es que es una urbe coquetilla, con un maravilloso paseo junto al lago y está llena de tiendecitas y de restaurantes (por cierto, me tomé un seafood chowder y un fish and chips de muerte en Lake Bar).

Además, es muy famosa por su Wanaka Tree, un árbol centenario que emerge de las aguas lacustres y que tiene hasta hashtag propio #ThatWanakaTree. Aunque a decir verdad, cuando yo lo vi estaba un poco fuera del agua jajaja. Tendría frío.

El famoso Wanaka Tree
El famoso Wanaka Tree
acampada furgo

Después de relajarnos en Wanaka la soleada tarde decidimos que nos apetecía quedarnos a dormir, compramos cositas ricas para preparar la cena y elegimos un camping maravilloso de la cadena Top 10 con un montón de facilidades.

Día 14: viaje al Antiguo Oeste

No sé si lo sabes, pero la Isla Sur de Nueva Zelanda vivió su propia Fiebre del Oro en el siglo XIX. Numerosos nacionales y foráneos emigraron a las zonas de minas a hacer fortuna y aún actualmente quedan vestigios de ello. Hoy los descubriremos.

Después, qué podía encajar mejor que devorar la mejor hamburguesa del país en la ciudad más linda.

Cardrona, Western total

El pueblo de Cardrona es apenas la calle que transcurre en la carretera que la atraviesa. Sin embargo, es una parada graciosísima porque parece más el set de una película del oeste que un sitio real. Hay una gasolinera, coches antiguos, un saloon y hasta una escuela.

El punto principal es el precioso pub de época que se encuentra en el interior del edificio del Hotel Cardrona, pero hay un par de tienditas de recuerdos muy cuquis en las que de hecho picamos con alguna cosilla.

También tiene una destilería muy bonita y junto a esta un muro repleto de sujetadores de colores.

Cardrona, el pueblo de la fiebre del oro
Cardrona, el pueblo de la fiebre del oro – Ruta por Nueva Zelanda

Arrowtown, el pueblo chino

De la misma quinta que el anterior tenemos Arrowtown, este un poquito más grande y bastante turístico. Es conocido porque tiene un paseo donde te va contando la historia de los migrantes chinos que se asentaron en él para trabajar en las explotaciones mineras, pero más allá de este barrio asiático, su calle principal, Buckingham Street, está llena de vida (conserva hasta 60 edificios históricos) y es un paseo muy agradable. Me gustó.

Queenstown, la reina de las ciudades de la ruta por Nueva Zelanda

Y llegamos a Queentown, la ciudad más bonita de esta parte de Nueva Zelanda justo a la hora de comer. Perfecto porque hay que probar las hamburguesas de Ferburg, que dicen que son las mejores del país. No puedo confirmarlo porque no las probé todas, pero te aseguro que esta está buenísima, y los aritos de cebolla más todavía.

La mejor hamburguesa de Nueva Zelanda
La mejor hamburguesa de Nueva Zelanda

Después, un imprescindible es subir a su Skyline (teleférico) para poder admirar las preciosas vistas del Lago Wakatipu, que por cierto, tiene forma de rayo. Si eres aventurero, puedes optar por bajar un tramo utilizando el luge, una especie de patinete con el que deslizarse cuesta abajo entre curvas.

Y por supuesto, estás en la capital de la aventura, así que el jet boat (una barca rapidísima que hace piruetas en el río Shotover) es una de las actividades más demandadas.

Qué ver en Queenstown
Qué ver en Queenstown
itinerario nueva zelanda 3 semanas

Para bajar la adrenalina, nada como un paseo nocturno por el lago, que está rodeado de bares llamativos con bombillitas románticas, y a dormir. Nosotros aparcamos la auto en el pequeño porche del Black Sheep Backpackers.

Día 15: el granero rojo y la carretera más espectacular

Este día te propongo que hagas como nosotros: nos despertamos tempranito y nos fuimos directos a Glernorchy, donde preparamos el desayuno con buenas vistas junto al embarcadero. Después recorreríamos la carretera más espectacular de New Zealand, que nos regaló algunos de los mejores momentos del viaje a Nueva Zelanda.

Glernorchy

La diminuta Glernorchy se emplaza también en el Lago Wakatipu, a unos 40 kilómetros de Queenstown. A pesar de ello, hasta no hace tanto no había carretera que las uniese, y los víveres llegaban a esta población en barco de vapor a través del lago. Para conservarlos construyeron este granero rojo que hoy día es su seña de identidad.

Glenorchy y su granero rojo
Glenorchy y su granero rojo – Ruta por Nueva Zelanda

Además, justo junto a él sale un camino muy apacible entre lagunas con pasarelas de madera, el Glernorchy Lagoon Scenic Walkaway, que hicimos y recomiendo bastante.

Llegada a Milford Sound

El resto de la jornada nosotros lo dedicamos a llegar hasta Milford Sound, para lo cuál hay que retornar a Queenstown y conducir varias horas. Estuvimos en vilo toda la mañana porque la carretera que va de Te Anau a Milford Sound es cerrada muy a menudo por riesgos de avalancha, y en nuestro caso el día anterior permaneció cerrada y estuvimos hasta el mediodía sin saber si esa jornada la abrían o no. Finalmente tuvimos suerte.

Carretera Te Anau - Milford cerrada
Carretera Te Anau – Milford cerrada

Y también te digo, esa autovía, la SH94 fue para mí la carretera más espectacular de Nueva Zelanda. Había muchísima nieve (las copas de los árboles parecían de algodón) y la panorámica era tan envolvente desde los cristales de la autocaravana que me encandiló por completo. En la jornada siguiente (a la vuelta – qué fortuna tener que hacerla dos veces) te cuento con más calma qué encontrar, porque a la ida es mejor dejarse llevar y no parar demasiado.

dónde dormir en milford sound - Ruta por Nueva Zelanda

Para dormir, reservamos en el Milford Sound Lodge, el único camping que se encuentra junto al fiordo. Y fue el más bonito de todo nuestro viaje a Nueva Zelanda. En mitad del bosque, con todo súper limpio y precioso. Por cierto, en toda la zona de Milford no hay cobertura, aunque el camping tiene paquetes de wifi.

Día 16: surcando el fiordo

El Milford Sound es uno de los elementos naturales neozelandeses más sorprendentes. La diferencia entre un fiordo y un sound es que este último es un valle fluvial inundado por el mar, y no un valle glaciar.

Para visitarlo hay que llegar tan recóndito que uno se siente por momentos un descubridor de otro tiempo.

Milford Sound

Después de una maravillosa noche en el campsite, rodeados de naturaleza y cascadas, además de un buen puñado de keas o loros alpinos, nos aventuramos a hacer el crucero por el fiordo Milford.

crucero por el fiordo milford

Nosotros reservamos este, un barco muy moderno, no excesivamente grande (lo que es un plus porque se acerca más a los acantilados y es más íntimo), con techo de cristal y bebidas calientes gratis todo el trayecto.

El tour dura unas dos horas. Llega hasta el mar de Tasmania y vuelve otra vez al punto de partida. En el camino puedes ver distintos saltos de agua entre escarpadas montañas (muchas de ellas nevadas), y con un poco de suerte, focas y hasta pequeños pingüinos. Muy bonito.

Crucero por el Milford Sound
Crucero por el Milford Sound – Ruta por Nueva Zelanda

Carretera State Highway 94 de retorno

Después del momento náutico, decidimos volver con calma por la preciosa carretera 94, disfrutando esta vez de distintas paradas.

Jugamos con la nieve, paseamos junto a los Mirror Lakes (que se supone que tienen la cualidad de reflejarse a la perfección), vimos un puñado de arroyos, el salto de agua al abismo de The Chasm, valles increíbles y mucho más. Esta autovía es toda una sorpresa.

Carretera de Te Anau a Milford Sound
Carretera de Te Anau a Milford Sound
mapa nueva zelanda viaje

Una vez alcanzada Te Anau, continuamos hasta el sur con dirección Invercargill, pero como se nos hizo de noche decidimos parar a dormir en Tuatapere, la capital neozelandesa de la salchicha, en un camping muy barato llamado Tui Base Camp.

Día 17: recorriendo el sur de Nueva Zelanda

El día de hoy vamos a recorrer la Southern Scenic Route, que recorre la costa entre Te Waewae Bay (debajo de Tuatapere) y la población de Riverton.

Después, toca seguir descubriendo el sur del país, con la cascada más sensacional y unos acantilados que nos van a dar mucha hambre… no digo más.

Southern Scenic Route

Esta carretera costera tiene muchos puntos de parada interesantes. Como el McCrackens Rest Lookout, un ventoso mirador en el que casi salgo volando; la playa surfista de Colac (mira qué lujo de amanecer) o el propio pueblo de Riverton, conocido por sus murales y graffitis.

Southern Scenic Route
Southern Scenic Route – Ruta por Nueva Zelanda

Invercargill y las ostras de Bluff

La ciudad más grande de este área es Invercargill, con unos amplios jardines públicos y una Torre del Agua, su edificio más reconocible.

Invercargill y la ruta por el sur de Nueva Zelanda
Invercargill y la ruta por el sur de Nueva Zelanda

No muy lejos queda Bluff, un pueblo popular por sus ostras. El lugar más famosos para comerlas (a nosotros nos pilló cerrado) es Fowler’s Wild Bluff Oysters.

Ruta por el sur y Slope Point, el punto más meridional

Continuamos bordeando la costa, ahora ya por la Catlins Coastal Route, donde realizamos más paradas, como por ejemplo el Waipapa Point, un faro desde el que suelen verse leones marinos.

Pero el sitio clave es el Slope Point, el punto más al sur de Nueva Zelanda, situado a solo 4.803 kilómetros del Polo Sur. Para ello hay que aparcar la autocaravana y caminar unos 15 minutos a través de una finca privada que permite el paso a los visitantes, hasta encontrar la señal más fotografiada.

Slope Point el punto más al sur de Nueva Zelanda
Slope Point el punto más al sur de Nueva Zelanda

Curio Bay y sus pingus

Después continuamos a Curio Bay, una pequeña cala en la que habita una colonia de pingüinos. Nosotros fuimos con mucha ilusión pero lo cierto es que no vimos ninguno, y eso que se acercaba el atardecer que se supone que es cuando vuelven a casa después de pescar.

Purakaunui Falls

Antes de llegar a las cascadas más bonitas de Nueva Zelanda, pasamos por otras nada desdeñables llamadas McLean Falls. Sin embargo, las de Purakaunui me parecieron las más especiales de todo el viaje. Tenían algo de mágico.

La cascada más bonita de la ruta
La cascada más bonita de la ruta

Nugget Point

Nuestra última visita del día la hicimos en el Nugget Point, un faro para el que hay que andar un ratín literalmente al borde de los acantilados (y se nos hacía de noche) que tiene unas peculiares rocas en el mar bajo su cortada que dicen que recuerdan a nuggets de pollo. Parecido aparte, el lugar es muy chulo.

Próxima queda la Roaring Bay, con focas y pingüinos.

Atardecer en Nugget Point
Atardecer en Nugget Point
ruta neozelandesa

Como había anochecido entre una cosa y otra, nos quedamos a dormir muy cerquita, en el Kaka Point Camping Ground en este pueblo de playa, donde por cierto había aparcada una California amarillo huevo preciosa.

Día 18 de la ruta por Nueva Zelanda en 3 semanas

¿Estás preparado para subir la vía residencial con más pendiente del país? ¡Desayuna fuerte! Encima, hoy te podrás acercar a unos misteriosos huevos de dragón… e incluso divisar icebergs.

Dunedin y la calle más empinada

Dunedin es una de las ciudades más grandes de la zona y tiene algunos edificios bastante majestuosos que llaman la atención. Aunque la Baldwin Street, que destaca por ser la calle más empinada de Nueva Zelanda, se ha convertido en su «atracción» más visitada. Y madre mía, vaya si tiene cuesta, me recordó a la de San Francisco. Es difícil comprender el ángulo con una foto pero créeme, es agotadora (ni se te ocurra intentar subirla con la autocaravana, eh).

La calle más empinada en Dunedin - Ruta por Nueva Zelanda
La calle más empinada en Dunedin – Ruta por Nueva Zelanda

Moeraki Boulders

Para mí la playa más especial de nuestra ruta por Nueva Zelanda en 21 días fue la de Moeraki Boulders, en la que, cuando la marea está baja, puedes ver grandes bolas de roca descansando sobre la arena. Estas canicas gigantes son también llamadas «huevos de dragón» y es que no me imagino un lugar mejor para que nacieran Viserion, Rhaegal o Drogon.

Algunas están abiertas y por dentro son una maravilla, aún más parecen un huevo de la época de los dinosauros. Y ciertamente, tienen 60 millones de años. Alucinante, ¿no?

Moeraki Boulders - Qué ver en New Zealand
Moeraki Boulders – Qué ver en New Zealand

Oamaru y sus pingüinos

Continuando nuestra ascensión, nos detuvimos en Oamaru, donde hay una colonia de pingüinos azules (el más pequeño del mundo) y muchísimos leones marinos y focas (lo único que vimos).

Realmente se trata de un centro de conservación donde han ayudado a la creación de nidos. Es por ello que generalmente pasa el día de pingo pero vuelve al atardecer a este punto a pernoctar.

Tasman Glacier con mirador

El glaciar Tasman es el más grande de Nueva Zelanda con sus 27 kilómetros. Hay dos rutas para acercarte a él. La más sencilla es una de unos 25 minutos que te lleva al lago y al río Tasman. Es chulísima y se pueden ver normalmente grandes bloques de hielo flotando en el agua.

campings del doc nueva zelanda

Después nos situamos ya donde recomiendo comenzar la jornada siguiente: justo al inicio del sendero del Hooker Valley Track hay un camping del DOC llamado White Horse Hill, a los pies del Monte Cook, perfecto para pasar la noche.

Día 19: Hooker Valley Track y Lago Tekapo

Da igual el clima que haga. Llueva o ventee (o haga un sol de justicia), si el sendero del Hooker Valley Track está abierto tienes que hacerlo. Es grandioso. Ya tendrás tiempo de descansar por la tarde en las aguas termales del Lago Tekapo mientras ves las estrellas.

Lago glaciar con iceberg con el mejor sendero

El Hooker Valler Track es como adelantaba un trekking maravilloso de 10 kilómetros que en condiciones normales se hace en 3 horas ida y vuelta. Tienes que caminar por senderos y cruzar tres puentes colgantes con vistas de infarto antes de llegar al Lago Hooker con sus trozos de iceberg flotando.

Nosotros, al ir en invierno, estuvimos a punto de no poder hacerlo porque el sendero estaba helado y era una pista de patinaje. Decidimos echarle ganas e ir despacio por los bordes y aunque tardamos más de lo previsto, el paisaje nevado, los azules de las aguas, el escurridizo Mount Cook… convirtieron la experiencia en una hazaña mucho más especial de lo que nunca habíamos imaginado.

Para mí, el trekking imprescindible que hacer en Nueva Zelanda.

Hooker Valley Track
Hooker Valley Track

Lago Tekapo: estrellas y balneario

El día sigue fuerte, y es que el Lago Tekapo es uno de los más bonitos de Nueva Zelanda. Tiene un color turquesa tan llamativo que casi parece artificial y está rodeado de árboles que lo constriñen haciéndolo más coqueto. A sus pies tienes la Iglesia Histórica del Buen Pastor para poner la guinda al pastel. De postal, de verdad.

Lago Tekapo y sus estrellas
Lago Tekapo y sus estrellas
dormir viendo las estrellas

Nosotros nos quedamos a dormir en el fabuloso campsite Lake Edges, con vistas al lago desde la mayoría de parcelas y a cinco minutos andando del balneario de aguas termales Tekapo Springs que se emplaza en el lago. Nos dimos un buen baño calentito al atardecer fabuloso.

cielo estrellas lago tekapo - Ruta por Nueva Zelanda

Tekapo se precia de tener uno de los cielos más limpios del planeta para ver estrellas y aunque en principio nuestro día estaba nublado, mientras nos relajábamos en las aguas sulfurosas se fueron dejando ver poco a poco decenas de ellas. No te olvides de mirar arriba.

Día 20: Península de Banks y Christchurch

Nuestra última aventura es recorrer la pequeñita Península de Banks, situada a pocos kilómetros de Christchurch. Si te fijas en el mapa, tiene forma como de pinza de cangrejo, quizás, porque esta en la costa.

burkes pass

Por cierto, entre el Lago Tekapo y la Península de Banks pasamos por una venta que parecía de la Ruta 66. Se llama Burkes Pass, para porque no te deja indiferente jaja.

Luego, hay que despedirse de esta ruta por Nueva Zelanda en tres semanas con la curiosa Christchurch, desde donde salía nuestro avión de vuelta a casa.

Ruta turística panorámica y pueblo de Akaroa

En la Península de Banks puedes ir directo a Akaroa, o tomar el camino más largo (y bonito) a través de la carretera panorámica, que ofrece unas vistas privilegiadas desde lo alto (y es evidentemente lo que yo hice). Puedes lograr apreciar esa forma como de engranaje de la que te hablaba justo arriba.

Carretera panorámica de la Península de Banks
Carretera panorámica de la Península de Banks

Finalmente, todos los caminos llevan al pueblo marinero de Akaroa, con un puñado de cafés, tienditas y una pequeña iglesia.

Iglesia de Cartón y mercado gastronómico

Para terminar el viaje neozelandés llegamos a Christchurch, una ciudad grande y bastante moderna. A raíz del fuerte terremoto que sufrió en 2011 tuvo que resurgir de sus cenizas ya que se perdieron el 80% de sus construcciones, así que ahora tiene un aspecto muy contemporáneo.

Una de las edificaciones más particulares es su conocida como la Iglesia de Cartón, un templo anglicano de «cartón piedra» que levantaron temporalmente para poder seguir dando misa hasta la reconstrucción de su Catedral, que aún continúa sin terminar porque quedó totalmente dañada.

Aunque mi rincón favorito es su mercado gourmet, el Riverside Market, donde puedes tomar desde fish and chips a un crèpe con chocolate en un ambiente muy hipster. Nos dimos un buen homenaje para despedir la ruta por Nueva Zelanda.

El mercado gastronómico de Christchurch - Ruta por Nueva Zelanda
El mercado gastronómico de Christchurch
aeropuerto christchurch - Ruta por Nueva Zelanda

Nos quedamos a dormir en un camping apañaísimo, con piscina y jacuzzi, que quedaba cerca del aeropuerto, así que en nuestro caso ya al día siguiente no teníamos que perder mucho tiempo. Es de la cadena Tasman.

Día 21: Christchurch y aeropuerto

Dependiendo de la hora de tu vuelo de vuelta, puedes aprovechar o no para dar una última vuelta por el centro de Christchurch. En mi caso concreto reservé los vuelos de ida y vuelta con Lufthansa porque me permitió hacer la reserva completa a pesar de que llegaba por Auckland y volvía por Christchurch y la verdad que todo muy bien.

Y hasta aquí mi itinerario con todo lo que ver en Nueva Zelanda en 3 semanas, espero que te sea útil para preparar tu viaje.

6 Comentarios

Gemma 27/10/2023 - 12:13

Hola,

Me ha parecido super chula vuestra ruta. Mi pareja y yo nos vamos también tres semanas, en Navidad, también con furgo. Quería preguntarte si tenias la ruta en Google Maps,

Mil gracias,

Gemma

Responder
Claudia Campos 27/10/2023 - 13:09

Hola! Pues la verdad es que como íbamos modificando un poco sobre la marcha no la he creado guardada en sí pero tomo nota. Qué viajazo.

Responder
Paula 25/02/2024 - 19:44

Hola Claudia,
La ruta que habéis hecho me ha parecido una pasada. Es todo precioso y una gran ayuda para diseñar mi ruta. En diciembre, mi pareja y yo estamos planteando hacer un viaje de 20 días igual al vuestro, el asunto es que iríamos con el bebe que estamos esperando que en ese momento tendría 4 meses. Entonces, en base a vuestra experiencia me gustaría conocer tu opinión sobre esto, ¿piensas que es una locura?. Estamos acostumbrados a viajar y somos bastante atrevidos pero nos causa un poco de inseguridad que sean tantas horas de vuelo y el estar en un pais tan lejano. Nos ayudaria mucho saber vuestra opinión, mil gracias!!!!!

Responder
Claudia Campos 26/02/2024 - 17:32

Hola Paula! Pues como no tengo hijos no puedo asesorarte con fiabilidad, creo que es algo muy personal y que siendo tan pequeñito va a depender de cómo se estén dando esos primeros meses de vida. Tengo muchos amigos que se han ido con sus bebés de meses a la otra punta y se lo han pasado fenomenal, pero claro cada familia es un mundo!

Responder
Tania 23/03/2024 - 19:53

Hola Claudia
Quería saber en qué mes hicisteis vuestro viaje y si tenías pensado hacer un post con el presupuesto. Saludos!

Responder
Claudia Campos 24/03/2024 - 12:11

Hola! Lo hicimos el pasado agosto. Pues ahora mismo no pensaba sacarlo pero me lo apunto a mi lista de tareas :).

Responder

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.

Indice de contenidos

Sobre mí: CLAUDIA CAMPOS

Hola, soy Claudia, sevillana y aventurera nata. Desde hace algún tiempo, viajar además de ser mi pasión, es también mi profesión. Me encantan la gastronomía y las fotos bonitas.

Últimos POST de VIAJES publicados: