10 imprescindibles que ver en Oslo en un día

10 imprescindibles que ver en Oslo en un día

La capital de Noruega es un destino muy apetecible, ya sea a modo de escala para explorar el norte del país (como es mi caso), o para una escapada de fin de semana, gracias a las ofertas de las low cost. En un día puedes dejar zanjado lo esencial que ver en Oslo (aunque la ciudad da para más) por eso te dejo aquí mi top 10 de imprescindibles.

dónde dormir en oslo

Por cierto, mi alojamiento en Oslo fue el coqueto Thon Opera, un hotel muy céntrico situado entre la Ópera y la Estación Central de Tren (con la que hay línea directa desde el aeropuerto). Una opción económica y estupenda.

qué es la oslo pass

También aprovecho para comentar que si te sacas la Oslo Pass (es muy cómoda, yo la llevaba y solo hay que descargarse una app), puedes entrar gratis en muchos lugares de interés de Oslo y usar el transporte público gratuitamente. Merece la pena.

Mapa con las 10 cosas más importantes que ver en Oslo

Lugares principales que visitar en Oslo y qué hacer: mis 10 imprescindibles

1. Hacer un free tour en Oslo, ¡para que luego digan que el norte es caro!

hacer un free tour en oslo

Si quieres conocer de primera mano todas las cosas interesantes que hay que visitar en Oslo, te recomiendo que comiences por un tour gratuito por el centro de la ciudad. OS voy a contar un montón de sitios chulos que ver, pero un punto de partida perfecto es reservar este free tour en español (es gratis y dejas una propina voluntaria al final). Si lo prefieres también puedes contratar un guía privado aquí.

La mejor forma de conocer todo lo que ver en Oslo es empezar por un free tour
La mejor forma de conocer todo lo que ver en Oslo es empezar por un free tour

2. La Opera House, el lugar más famoso de Oslo (mola mucho)

La gran Ópera noruega está construida frente al bello fiordo y es uno de los sitios más interesantes que visitar en Oslo. Es muy nueva, de 2008. Sin embargo pronto se ha convertido en unos de los lugares más fotografiados de la ciudad.

El estudio encargado del proyecto es Snøhetta, formado por un grupo de arquitectos muy profesionales que han dirigido obras como la biblioteca de Alejandría en Egipto. La forma de la construcción evoca a un témpano de hielo emergiendo del mar, de ahí que los materiales utilizados sean el lujoso mármol blanco italiano de Carrara (como el Mausoleo Mohammed V de Rabat), y el cristal.

Tiene capacidad para 1.364 personas, y como curiosidad comentar que el escenario se encuentra a 16 metros por debajo del mar. ¿No os recuerda todo esto como a la Sirenita?

Su interior es también muy llamativo, con un centro en forma de caracola formado por tablones de madera (material histórico en Noruega), y paredes con revestimientos perforados blancas y verdes que recuerdan al fondo del océano.

Una de las imágenes más emblemáticas de está construcción es la de gente paseando por el tejado. La cosa es que los noruegos se dijeron, si subimos montañas, ¿por qué no edificios? Es una forma diferente para ver Oslo desde otra perspectiva.

Desde el techo puedes divisar el centro de la ciudad, con casitas unifamiliares ideales; de hecho en la orilla puedes ver casetas de madera que son saunas en las que la gente entra y después se tiran al agua helada (los he visto en acción), e incluso las colinas de las afueras de la ciudad.

La ópera representa obras en su interior de lo más variadas (La Traviatta, Heimfend…), pero también ofrece espectáculos en el exterior, siguiendo esta idea de aprovechar la cáscara del edificio. Sin duda uno de los imprescindibles que ver en Oslo. Si te gusta la arquitectura puedes hacer este tour gratis específico reservando aquí.

La Ópera de Oslo - Un imprescindible que ver en Oslo
La Ópera de Oslo – Un imprescindible que ver en Oslo

3. El Palacio Real, una visita importante en la capital noruega

Este Palacio del siglo XIX es la residencia de los reyes noruegos. Cuando visité Oslo la bandera estaba izada en el mástil, lo que significa que sus majestades se encontraban en su interior ese día. Realmente en la actualidad se usa como oficina de trabajo y no como vivienda, pero me hizo la misma gracia.

A las 13:30 horas se produce el Cambio de Guardia, como el de Londres o el de Atenas. Durante el verano (en julio y agosto), pueden realizarse visitas guiadas de una hora a su interior. Si no, es agradable también pasear por el parque que rodea al Palacio.

El edificio tiene forma de U y está construido en tres alturas; incluye capilla, un salón de baile, y la bonita habitación con papel pintado con aves conocida como la Sala de los Pájaros.

Palacio Real de Noruega - Imprescindibles en Oslo
Palacio Real de Noruega – Imprescindibles en Oslo

4. Perderse entre las esculturas Parque de Vigeland, ¡cuidado que cobran vida!

Uno de los iconos de Oslo es el parque de las esculturas, del artista Vigeland. Cada año lo reciben más de un millón de visitantes y sin duda lo ideal es hacer un recorrido con guía para aprender curiosidades de las distintas figuras como este.

En él se recoge el trabajo de toda la carrera de Gustav Vigeland, presentada en un conjunto de 200 esculturas en torno al paso del tiempo: a la vida, la fertilidad, el amor, la muerte… en granito, bronce y hierro forjado. Impresionante. La estatua más famosa es el Sinnataggen, un bebé enfadado en bronce que dicen que si tocas, vuelves a visitar Oslo.

Pese al frío el paseo me pareció un lugar increíble. Es alucinante contemplar el realismo de sus obras y todo lo que representan. Un museo al aire libre en torno a la vida.

El niño llorón del Parque Vigeland
El niño llorón del Parque Vigeland de Oslo

5. Pasear por Karl Johans, de tiendas y bares en Oslo

La avenida Karl Johans es una de las arterias principales de Oslo, que recorre desde la famosa escultura de bronce del tigre junto a la Estación Central (símbolo de la ciudad con sus cuatro metros de largo) hasta el ya citado Palacio Real.

Es la calle de las tiendas por excelencia, y además a su paso encontramos diversos edificios significativos de la capital, como el Parlamento de Noruega, la catedral del Salvador, el Teatro Nacional o el Ayuntamiento, que como dato llamativo cabe señalar que es el lugar donde se hace la entrega de los premios Nobel.

La colorida calle principal de Oslo - Qué ver en Noruega
La colorida calle principal de Oslo – Qué ver en Noruega

6. Quedarse con la boca abierto con El Grito de Munch :O

Aunque yo tuve la suerte de poder observar el famoso Grito de Munch en Ámsterdam, en una exposición temporal en el museo de Van Gogh, su localización usual es en Oslo.

Realmente existen cuatro «Gritos» diferentes pintados por Edvard Munch. El más famoso data de 1893 y se encuentra en la Galería Nacional de Noruega, mientras que otros dos lo hacen en el Museo Munch. El último cuadro pertenece a una colección privada.

Camiseta de El Grito de Munch de Pampling (-15 con el código CLAUDIA)
Camiseta de El Grito de Munch de Pampling (-20% con el código CLAUDIA)

7. Vuélvete loca en Grünerlokka, el barrio hipster

La zona de Grünerlokka se ha convertido sin duda en el barrio hipster de Oslo. En ella abundan los cafés, las tiendas de segunda mano y el buen rollo.

Situado al noreste de la ciudad, el que fuese un barrio obrero e industrial años ha, ha dado paso a una de las zonas más de moda de toda la capital. Hay quien aprovecha la visita para seguir las huellas de Munch, y es que uno de los grandes exponentes del expresionismo fue un vecino más de este área tan particular.

Si eres amante de los mercadillos apunta el del parque Birkelunden, que se celebra los domingos al más puro mercado de pulgas.

Próximo a Grünerlokka se encuentra Vulkan, barrio famoso por sus graffitis, un buen lugar para disfrutar del street art. Una de las áreas más alternativas y chulas de Oslo.

El barrio hipster de Oslo, Grünerlokka - Foto de mi compi La chica del flequillo
El barrio hipster de Oslo, Grünerlokka – Foto de mi compi La chica del flequillo

8. El Salto de Holmenkollen, una visita de altura

Si has leído la famosísima novela negra «El muñeco de nieve» de Jo Nesbo, te sonará de algo este salto de esquí de 58 metros de alto y 97 de largo. Si no, no te haré spoiler porque es uno de los grandes libros policíacos noruegos que debes leer antes de un viaje a Escandinavia.

Aunque en 1952 acogió los Juegos Olímpicos de Invierno, la realidad es que el salto actual es una reconstrucción posterior mucho más moderna, en la que se celebra cada año la Copa Mundial Nórdica. Muy original.

El salto de esquí de Oslo (Noruega)
El salto de esquí de Oslo (Noruega)

9. Aker Brygge, la zona portuaria de Oslo, ¡súper molona! Tienes que pasear en barco

La zona del puerto de Oslo es una de las más agradables para dar un paseo. Lo mejor es caminar sin un rumbo fijo, dejándose sorprender por las curiosas esculturas que van saliendo a tu paso (sí, están obsesionado con las estatuas, podría hacer una guía como la de Cerny en Praga).

Los barquitos son muy lindos, bajo la vigilancia de un pequeño faro blanco y negro. En esta parte de la ciudad también hay numerosos museos, galerías de arte, graffitis, y la arquitectura de sus edificios es súper moderna, colorida y muy llamativa. Desde aquí se puede apreciar la Fortaleza de Akershus.

dar un paseo en barco en noruega

Si deseas recorrer el Fiordo de Oslo en barco puedes reservar tu paseo aquí o si buscas algo más sofisticado, este otro con cena y música en directo.

La arquitectura de la zona portuaria - Qué ver en Oslo en un día
La arquitectura de la zona portuaria – Qué ver en Oslo en un día

10. Por supuesto tienes que comer salmón… y bacalao

El salmón noruego tiene fama mundial, no hace falta que lo diga, aunque tengo que reconocer que durante mi viaje, casi comí más bacalao (y al visitar el norte del país para ver auroras también tomamos mucho alce y reno, que ciertamente estaban bastante ricos).

No obstante, la gastronomía noruega abarca muchos más sabores que pueden sorprender a nuestro paladar, como la carne de ballena, el tradicional queso Geitost o sus cervesas artesanales. El mercado Mathallen puede ser un buen lugar en el que iniciarse.

dónde comer en oslo

Si te apetece, puedes apuntarte a esta ruta gastronómica por Oslo, o a esta otra dedicada a explorar el mundo de las cervezas, recorriendo distintos bares y pubs de la urbe.

Bacalao, uno de los platos estrella de la gastronomía noruega
Bacalao, uno de los platos estrella de la gastronomía noruega

Y aquí termina mi pequeña aportación con mis lugares favoritos que ver en Oslo en una escapada corta. Pero ya que has ido hasta allí, mejor explorar también el Círculo Polar Ártico. ¿Conoces la cultura sami?

Otros Viajes Interesantes

5 Comentarios

Josefina espinoza sandoval junio 23, 2019 - 6:23 pm

Estaré
En Oslo martes 25 de junio me gustaría hacer un tour de 5 horas
Somos 20 personas

Reply
Claudia junio 24, 2019 - 10:11 am

Hola! Te escribo por correo!

Reply
NORUEGA: 50 POSTS QUE AYUDAN PARA VIAJAR [3] | Viatges pel Món agosto 7, 2019 - 7:03 am

[…] 10 imprescindibles que ver en Oslo en un día | Los viajes de Claudia […]

Reply
Silvia agosto 9, 2019 - 2:20 pm

¡Hola, Claudia!

Estoy planeando un fin de semana por Oslo. ¿Algún sitio con las tres B para dormir? 🙂

Graciñas <3

Reply
Claudia agosto 21, 2019 - 10:24 am

Hola Silvia!

Tienes que tener en cuenta que Noruega es bastante cara. Yo me alojé en este hotel y estaba muy bien ubicado y es de una cadena muy popular por allí.

Si buscas algo más económico, este puede ser una buena opción o este otro.

Reply

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.