Qué ver en Marrakech y planes inolvidables para tu viaje

Indice de contenidos

Si me sigues de hace tiempo ya lo sabrás: soy una enamorada de Marruecos. Parece mentira que a menos de una hora de vuelo pueda existir un destino tan exótico. Me encanta su gastronomía, sus zocos, mezquitas y madrasas, la infinidad de gatos deambulando por sus laberínticas medinas, las experiencias sus hammams. Hoy te voy a enseñar los que para mí son imprescindibles que ver en Marrakech, aprovechando que acabo de volver de mi segunda visita a la ciudad.

Monumentos y puertas de la medina
Monumentos y puertas de la medina
ir del aeropuerto al centro

En este último viaje aterricé de noche, no tenía dinero cambiado y por no complicarme reservé un transfer con traslado del aeropuerto al hotel aquí. A la vuelta sí que negocié un taxi por 80 Dhs, pero al llegar creo que lo mejor es ir a tiro hecho.

internet en marruecos

De todas formas, yo llevaba esta e-SIM de Holafly (aquí con descuento) para tener internet ilimitado en Marruecos, y lo cierto es que me vino fenomenal para ir consultando datos desde que puse un pie fuera del avión.

seguro de viaje marruecos

Antes de empezar a contarte las visitas principales, me gustaría recordarte lo importante que es contratar un buen seguro de viaje a Marruecos. La Sanidad allí tiene sus particularidades y lo mejor es ir bien cubierto. Yo llevé la póliza Iati Mochilero que te dejo aquí rebajada.

Qué visitar en Marrakech para enamorarte de Marruecos al instante

La apodada como Ciudad Roja es el destino perfecto para iniciarse en un país como Marruecos. Es tan auténtica y caótica como paradójicamente fácil de dominar para el extranjero, y eso es una gozada a la hora de viajar.

Después de haberla visitado dos veces con un lapso de 10 años, vengo con toda la info renovada para que prepares tu escapada perfecta a Marrakesh actualizada a 2024.

El caos del centro de Marrakech
El caos del centro de Marrakech
alojarse en un riad en marrakech

Para dormir en Marrakech lo mejor es hacerlo en un riad, el alojamiento tradicional. En esta reciente ocasión elegimos este en concreto, situado a dos pasos de la plaza Jemaa el Fna, con un personal muy majo y con desayunos brutales (el pan plano con mantequilla y miel me puede).

free tour marrakech

Y por último, mencionar que para aprender a orientarse, nada como comenzar por un free tour en español que te muestre los enclaves principales para luego recorrerlos a tu aire. Puedes reservar tu plaza aquí.

No te pierdas estos sitios que ver en Marrakech en dos o tres días:

La Plaza Jemaa el Fna, donde late el corazón de Marrakech

La explanada que conforma la Plaza Jemaa el Fna es el verdadero corazón de la medina de Marrakech. El lugar de más tránsito y por supuesto, de paso obligado. Ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad inmaterial por la UNESCO.

El contraste de visitarla al amanecer, casi desierta, solo con los más madrugadores empezando la jornada, y al atardecer, con un gentío ensordecedor, no tiene precio. Mirarla y remirarla, a pie de calle o desde las alturas de las terrazas que lo rodean, es de lo más esencial que hacer en Marrakech. Resulta imposible cansarse de su ajetreo.

Plaza Jemaa el Fna - Qué ver en Marrakech
Plaza Jemaa el Fna – Qué ver en Marrakech

Las mejores vistas a la plaza se consiguen en mi opinión desde el Café Glacier, pero también distinta panorámica molona es la de Chez Chegrouni o el Café de France.

Como avanzaba, al caer la noche la plaza se transforma de unos pocos vendedores de zumo de naranja y hierbabuena a centenares de artistas callejeros en busca de la atracción del visitante (aguadores del desierto, tatuadoras de henna, flautistas… por desgracia, hay también bastante shows con animales en los que te animo a que no participes) y un montón de puestos de comida, en los que turistas y locales comparten mesa para degustar pescados fritos, pinchos morunos y otras delicias.

Al finalizar puedes comprar una bandeja de pastelitos a los vendedores ambulantes, recorrer las aún abiertas tiendas que bordean la plaza o subir una azotea a tomar un té moruno.

Mejores puestos de la Plaza Jemaa el Fna
Mejores puestos de la Plaza Jemaa el Fna

Ya que estamos hablando de picoteo, tengo que dejarte aquí mis recomendaciones donde comer en Marrakech, y te avanzo que he descubierto sitios y restaurantes realmente cuquis, además de un puñado de terrazas encantadoras.

La Koutoubia, la hermana melliza de la Giralda

Aunque la entrada a la mezquita solo está permitida a los musulmanes, la Koutoubia es una de las cosas principales que ver en Marrakech y su llamada a la oración es la más sonora de la Medina (ciudad amurallada).

Este minarete es la torre más alta de la ciudad (70 metros) y si nos acercamos un poco al parque que la rodea, Lalla Hasna, comprobaremos sus similitudes con la Giralda de Sevilla. No es casualidad, la hispalense (1195) tomó de referencia la Kutubia marroquí (1158) para su construcción. De hecho, la versión original de la sevillana era prácticamente idéntica.

La Koutoubia - Qué visitar en Marrakech
La Koutoubia – Qué visitar en Marrakech

Las Tumbas Saadíes, una visita imprescindible en Marrakech

Estas tumbas pertenecientes a la Dinastía Saadí datan del siglo XVI y sin embargo no fueron descubiertas hasta 1917. Es uno de los lugares más impresionantes que visitar en Marrakech. Se encuentran situadas junto a la Mezquita Moulay El Yazid, en la proximidades de la puerta Bab Agnaou.

Dentro del complejo mortuorio, la Sala de las Doce Columnas y sus tumbas es la más impactante, con la docena de pilares de mármol de Carrara sosteniendo una hermosa cúpula de madera de cedro hecha a mano (se forma una cola curiosa para adentrarse en el espacio así que mejor ir temprano).

Otras estancias relevantes son la Sala de los Tres Nichos y la Sala de Mirhab.

El precio de la entrada es de 70 Dhs.

Tumbas Saadíes - Qué ver en Marrakech
Tumbas Saadíes – Qué ver en Marrakech

Palacio El Badi

No lejos de las Tumbas Saadíes, dirigiéndonos hacia el Mellah, el antiguo barrio judío de Marrakech donde aún queda incluso alguna sinagoga como Al Azama y el cementerio hebraico, hallamos el Palacio El Badi, que se me quedó pendiente en mi primer viaje a la ciudad y que tenía que conocer sí o sí en esta ocasión.

Fue erigido en el siglo XVI como conmemoración de la derrota a los portugueses en la Batalla de los Tres Reyes, y aunque en la actualidad está casi en ruinas, alberga varias exposiciones con fotografías y piezas de museo. No obstante, para mí lo más interesante es recorrer sus muros de piedra con el suelo profusamente decorado con azulejos.

El precio de la entrada es de 70 Dhs.

Palacio El Badi de Marrakesh
Palacio El Badi de Marrakesh

Palacio de la Bahía

Una de las obras maestras de la ciudad es el Palacio de la Bahía, que fue construido en el siglo XIX por orden del sultán Abdelaziz Si Moussa. Tiene ocho hectáreas y 150 habitaciones. Casi nada, ¿no?

La zona del harén es muy llamativa, con las habitaciones de las concubinas en torno a un gran patio central. Los detalles de sus techos son una maravilla.

La entrada son 70 Dhs.

Palacio de la Bahia de Marrakech
Palacio de la Bahia de Marrakech

Jardín Secreto

La mayoría de viajeros se saltan esta visita, y a mí este refugio verde entre las sinuosas callejuelas de la medina me pareció un soplo de aire fresco necesario.

Este jardín en estilo árabe-andalusí es una oda a todas las gamas verdosas, y no solo por la variedad de sus plantas, sino también por sus azulejos, tejados y cenadores. Es del siglo XVI, de la dinastía Saadí.

El precio es un poco caro eso sí, 100 Dhs.

El Jardín Secreto - Qué ver en Marrakech
El Jardín Secreto – Qué ver en Marrakech

Cúpula Almorávide

Antes de llegar a la medersa Ben Youssef, de la que te hablo enseguida, vas a toparte con la Qubba Barudiyne, el monumento más antiguo de Marrakech.

Esta cúpula es el único vestigio almorávide que conservamos en perfectas condiciones. Data del siglo XII y permaneció enterrada hasta hace 70 años.

Cúpula Almorávide junto a la madrasa
Cúpula Almorávide junto a la madrasa

La Madrasa Ben Youssef, una escuela islámica

Las madrasas son escuelas donde se impartía el Corán. La de Ben Youssef es la más importante de Marrakech, data del siglo XIV y su patio central es una gozada, con sus arcos y azulejos tan característicos.

En su momento de mayor esplendor tuvo hasta 800 alumnos, que convivían en sus 130 habitaciones. Ahora es uno de los monumentos imprescindibles que visitar en Marrakech. Dicen que tiene un aire a la Alhambra o el Alcázar de Sevilla y razón no les falta.

Por cierto, ve con ganas de hacer pipí, que los baños se mantienen como antaño y son una pasada.

El precio del ticket es de 50Dhs.

La Madrasa Ben Youssef de Marrakesh
La Madrasa Ben Youssef de Marrakesh

Jardín Majorelle, el sueño de Yves Saint Laurent

Pasear por los jardines que creó Majorelle es una de las mejores actividades en los acalorados días marroquíes. El vergel, tremendamente bello, fue adquirido a finales del siglo XX por el diseñador de moda Yves Saint Laurent, que lo conservó siempre como su oasis en el mundo (de hecho, tiene salas con algunas de sus creaciones y bocetos e incluso han abierto un museo en su honor).

Está un poco retirado del centro pero se puede llegar andando en una media hora. Merece la pena recorrer sus edificios azul intenso (tono azul majorelle) entre cocoteros, bambúes y cactus.

Es uno de los puntos clave que ver en Marrakech así que se llena porque el aforo es limitado. Lo mejor es reservar el ticket de antemano (155 Dhs) con una hora fija en su página web o tendrás que esperar bastante allí. Yo hice el parguela y no conseguí entrada hasta una hora más tarde y me tuve que ir a hacer tiempo a una cafetería cercana.

El Jardín de Majorelle, el sueño de Saint Lauren
El Jardín de Majorelle, el sueño de Saint Lauren

Los grandes zocos de Marrakech

La anárquica medina está repleta de zocos, mercados con todo tipo de productos, que van desde babuchas a aceite de argán, chilabas, las famosas barras de labios verdes que pintan rosa, bolsos y complementos artesanales en cuero y hasta falsificaciones.

Qué ver en Marrakech, guía imprescindible
Qué ver en Marrakech, guía imprescindible

Da igual el idioma que hables, los vendedores van a tardar medio segundo en descifrarlo con solo mirarte y te van a ofrecer su producto en tu lengua. Perderse literalmente entre sus puestos es una de las mejores cosas que hacer en Marrakech, y es el lugar idóneo para practicar el arte del regateo. A mí me encanta.

Mis favoritos son el Mercado de las Especias (vista genial desde el Café des Épices) y el Zoco de la Plata con su ensordecedor ruido de martillazos dando forma al metal.

Place des Épices - Zocos de Marrakech
Place des Épices – Zocos de Marrakech

Barrio de los curtidores de Marrakech

Marruecos es un país conocido por tratar el cuero y confeccionar con él todo tipo de complementos. La piel de los animales se tiñe y trabaja en una zona un poco fuera de la medina conocida como curtidurías.

Es un lugar interesante con olor a podredumbre que visité mi primera vez en la ciudad. Esta segunda no he vuelto, la verdad, pero en este post cuento cómo llegar y mi experiencia agridulce.

Visitar el barrio de los curtidores de Marrakech
Visitar el barrio de los curtidores de Marrakech

Jardines de Menara

Con sus 90 hectáreas estos jardines con un gran estanque como protagonista son los más grandes de la ciudad. Yo lo conocí por un fondo de pantalla de Windows (¿te ha salido alguna vez?), y tengo que decir que casi no había turistas.

Se localizan junto al aeropuerto, al que dan nombre, y es un lugar muy fotogénico con el palacete saliendo de las aguas con palmeras y montañas de fondo.

Jardines de Menara marroquíes
Jardines de Menara marroquíes

Baño en un hammam tradicional

Tengo una amplia experiencia en hammams, es que me flipan. La primera vez que fui a uno fue precisamente en Marrakech años ha, y me llevé un corte impresionante porque pensaba que iba a unas piscinas relajantes y resultó que el concepto real de baño árabe es un aseo público en el que los árabes van a lavarse. Fue en Les Bains de Azahara.

He probado algunos muy turísticos y otros totalmente locales (para mi gusto los mejores y más baratos pero no apto para cualquier viajero).

Quizás para una primera vez es mejor probar la versión más evolucionada en la que profesionales te dan un buen fregoteo con guantes de kessa mientras flipas con la piel muerta que saca de tu cuerpo jaja.

En mi reciente visita reservé este que tenía muy buena pinta, pero hubo un problema de fontanería y no pude asistir finalmente, así que lo cambié por Le Bain Bleu, pero no me gustó demasiado. Volvería a intentar mejor en este.

Experiencia hammam en Marrakech
Experiencia hammam en Marrakech

Desierto marroquí

Existen varias formas de conectar con el desierto desde Marrakech. Por ejemplo yo hice una excursión en quad por sus dunas junto al Gran Palmeral la primera vez, con parada en aldea para tomar el té que me pareció divertidísima (puedes leer aquí mis impresiones).

Pero si lo que quieres es realmente adentrarte en sus arenas y disfrutarlas por la noche, tengo claro que lo suyo es escapar tres días al desierto de Merzouga o al de Zagora, para dormir en jaimas mirando las estrellas.

Excursión en quad al desierto
Excursión en quad al desierto

Excursión a Essaouira

Essaouira ha sido mi parte favorita de este último viaje a Marruecos. Esta población costera pintada de blanco y azul (que recuerda un poco a Asilah) es encantadora. Pequeñita, con visitantes pero nada que ver con la desenfrenada Marrakech, llena de sitios cuquis y con mucha magia.

Yo fui por libre porque me quedé a dormir, pero teniendo en cuenta que cada trayecto en bus son unos 10 euros, si solo quieres echar el día te renta hacer esta excursión desde Marrakech.

Excursión a Essaouira
Excursión a Essaouira

Y ya te he contado todo lo que sé de Kesh, como la llaman los de allí. Espero que esta guía de Marrakech te haya sido útil y que tu insólita vivencia te enamore tanto como a mí.

ruta por marruecos

Si estás pensando en hacer alguna ruta por Marruecos que incluya más ciudades, aquí tienes mis posts sobre Rabat, Méknes, Fez, Chaouen, Asilah, Tetuán y Tánger.

22 Comentarios

Marco Polo 22/04/2014 - 12:46

¿Que le paso a la serpiente de la foto?, ¿se asusto de la camara?

Responder
claudia 22/04/2014 - 14:44

Jajaja era tímida con los flashes…

Responder
Paco 30/05/2014 - 00:17

Yo me tomo algo en los tenderetes callejeros de allí y tengo que salir corriendo al W.C. . Tenéis buenos estómagos, lo que hace que podáis probar muchas cosas sin peligro.

Responder
claudia 02/07/2014 - 13:15

Hay que ser un poco arriesgado aunque con cabeza. El agua del grifo completamente prohibida. Al principio íbamos con un poco más de cuidado sobre lo que ingeríamos, pero pasado allí un día abrimos la veda y ya a lo que surgiese jajaja.

Responder
Marta 11/09/2014 - 09:15

Me encanta el blog. Las entradas son claras y con la información necesaria. Gracias por las recomendaciones. Voy a tomar nota de todo.

Responder
Claudia 11/09/2014 - 13:34

Muchísimas gracias, es lo único que pretendo cuando las escribo, que les sean útiles a otros viajeros que quieran hacer planes similares, y comentarios como los tuyos se agradecen mucho y dan ánimos para seguir escribiendo 🙂 Un saludo Marta.

Responder
Aniversario y nuevo logo | Los viajes de Claudia 17/09/2014 - 10:30

[…] Gastronomía y cultura se dan la mano en la Plaza Jemaa el Fna […]

Responder
Belén 26/05/2015 - 12:24

Me encanta! Tomo nota! Enhorabuena por el blog 🙂

Responder
Claudia 26/05/2015 - 14:03

Muchas gracias Belén, seguro que Marrakech te encanta, si puedo ayudarte en algo más ¿?¿? ¿Dónde te alojas? 😉

Responder
Javier 22/07/2016 - 13:54

Para mi, el peor sitio de Marrakech, la gente más desagradable está en esa plaza, entre los lamentables espectáculos con animales, como serpientes y monos disfrazados, las decenas de carros de caballos famélicos que deben comer una vez a la semana y los «artistas» que de malas maneras te pedían dinero por el mero hecho de pasar por ahí, sin haber visto el espectáculo ni haber fotografiado nada. Este hecho lo vi en bastante ocasiones con diferentes personas.
He de decir que la comida de los puestos estaba buenísima y que nos atendieron muy bien, pese a que los que trabajaban como reclamo de cada puesto eran bastante molestos, a uno de ellos le dije amablemente que me parecía bien que me comentase lo que ofrecía pero que no tenía porqué ponerse delante de mí y no dejarme seguir andando, el hombre en cuestión se disculpó dándome la razón.
Para ver la plaza desde una terraza es un sitio más que curioso y recomendable.

Responder
Claudia 26/07/2016 - 18:43

Hola Javier!

Coincido en varios de los puntos que describes, sin embargo creo que esta plaza define a Marrakech, con sus pros y sus contras (nadie es perfecto) y en ella se respira su esencia.

Está claro que se cometerán abusos (me refiero a los animales sobre todo) pero también creo que el que está alli haciendo eso tampoco tiene muchísimos recursos y para ellos son una herramienta de trabajo más (el problema viene de más abajo).

Sin embargo a mí Jmaa el Fna me transmite tanto que me encanta, sus olores, sabores, sus gentes, el humo de los puestos al atardecer, el té moruno… Y aunque Marrakech no es mi ciudad favorita de Marruecos, volvería, y si volviera, iría a Jmaa el Fna :).

Un saludo y muchísimas gracias por pasarte por aquí!

Responder
Javier 27/07/2016 - 09:19

Hola Claudia, yo también volvería a la plaza pero pasaría de los espectáculos con animales, no me vale como excusa que es su herramienta de trabajo, la gran mayoría de la gente que hay en la plaza tiene pocos recursos y no recurre a eso.
Era la tercera vez que visitaba Marruecos y me sorprendió el comportamiento un tanto agresivo de varias personas increpando a la gente para que les dieran dinero. Repito que solo lo vi en esa Plaza.

Estábamos alojados en un barrio humilde en el extremo norte de la medina,donde se veía la curiosidad en los ojos de los niños cuando te sentabas a comer en alguno de los humeantes puestos de comida que salpicaban la zona. Y donde el trato en general era mucho más amable.
Coincido contigo en la autenticidad de otra gran ciudad marroquí que visité en mi primer viaje, Tetuán.

Un saludo!!

Claudia 28/07/2016 - 12:15

Ya, ya es cada cuál lo que estime «responsable». Yo no pagué a ningún encantador de animales igual que no fui al Tiger Kingdom en Tailandia. Pero la culpa es de los viajeros, si nadie pagase no lo harían, ahí es a donde quiero ir a parar.

Coincidimos en Tetuán, me parece espectacular :).

Elena Monrás 04/02/2017 - 22:00

Acabo de regresar de Marruecos y, por supuesto de Marrakech y su famosa plaza. Disfruté del llamado a la oración de las 6 mientras tomaba un té de menta en una terraza.me gustaron los olores, colores, bullicio. Pero me HORRORICE con el sufrimiento de los animales. Monitos con pañales, gritando cuando los subían a los hombros de algún turista boludo que se sacaba fotos con ellos, víboras golpeadas (vi que le pegaban un golpe a una cobra para que se mantenga erguida), aves rapaces junto a palomas….Qué es eso?…en este siglo seguimos sometiendo animales para disfrute del hombre?,Marrakech no hace nada? me sentí mal…no volveria.

Responder
Claudia 06/02/2017 - 20:33

Hola Elena,

Es cierto lo que dices, es una pena. Creo que la única forma realista hoy por hoy de acabar con eso es concienciar a la gente. Si los turistas no participamos de esas prácticas terminarán extinguiéndose. Mira Tailandia, ya hay un montón de concienciación sobre los tigres y los elefantes. Yo creo que vamos por buen camino.

Un saludo viajero!

Responder
María 19/04/2019 - 12:00

Me gusta mucho tu forma de contar tus viajes! Gracias.

Responder
Claudia 22/04/2019 - 12:56

Gracias a ti por leerme :D.

Responder
Evelyn galleguillos 29/01/2020 - 00:48

Hola e leído todo lo que ascescrito para mi es nuevo yo tengo por primera ves y recién mañana vere la plaza jena el fna cuando llegue hoy y me llevaron al hotel pasando por el mercado y los pasajes te juro que me aterre mucho el hotel es hermoso por dentro . Pero espero estar tranquila mañana saludos felicidades por tus concejos

Responder
Claudia 29/01/2020 - 11:04

Seguro que Marrakech te encanta, es una ciudad fascinante.

Responder
MARRUECOS: 50 POSTS QUE AYUDAN PARA VIAJAR [9] | Viatges pel Món 24/08/2020 - 08:02

[…] Qué ver en Marrakech y planes inolvidables para tu viaje | Los viajes de Claudia […]

Responder
Morocco It 08/09/2022 - 13:28

Eso es realmente increíble Claudia! ¡Buen trabajo, Marruecos es un país increíble!

Responder
Claudia 09/09/2022 - 15:49

Gracias!

Responder

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.

Indice de contenidos

Sobre mí: CLAUDIA CAMPOS

Hola, soy Claudia, sevillana y aventurera nata. Desde hace algún tiempo, viajar además de ser mi pasión, es también mi profesión. Me encantan la gastronomía y las fotos bonitas.

Últimos POST de VIAJES publicados: