Qué ver en Bérgamo, una ciudad que es mucho más que su aeropuerto

Qué ver en Bérgamo, una ciudad que es mucho más que su aeropuerto

Bergamo es una bella ciudad del norte de Italia conocida sobre todo (error) por su aeropuerto low cost – Bergamo Orio al Serio – que muchos utilizan como alternativa a Malpensa para conocer Milán. De hecho, lo separan de la capital apenas 45 minutos en autobús. Pero lo que muchos desconocen es que hay un buen puñado de cosas muy molonas que ver en Bérgamo que suman razones de peso para quedarse al menos una noche.

La villa está formada realmente por dos ciudades, la Città Bassa, moderna y con amplias avenidas; y la Cittá Alta, la parte medieval situada en un promontorio. Es en esta última donde se ubican la mayoría de elementos interesantes que visitar en Bérgamo. ¿Sabías que era un lugar tan bonito? ¡Sigue leyendo que te va a sorprender!

Qué ver en Bérgamo, una de las mejores ciudades del norte de Italia
Qué ver en Bérgamo, una de las mejores ciudades del norte de Italia
dónde dormir en bérgamo

Para dormir en Bérgamo nosotros optamos por este apartamento tan espacioso situado en la zona baja de la ciudad. Estaba bastante cerca del funicular a la zona alta y tenía aparcamiento, lo cual era un pro porque viajábamos en coche. Si no, este en la parte vieja es adorable y la localización inmejorable.

excursiones desde milán

Bergamo es uno de los lugares que recomiendo visitar cerca de Milán. Si quieres descubrir otras excursiones de un día muy guay desde la capital de Lombardía este es tu post.

La Cittá Alta, donde se concentran la mayoría de monumentos que ver en Bérgamo

Lo lógico es que tu entrada a Bérgamo sea desde abajo, pero lo mejor que descubrir se encuentra arriba. Para ello lo más aconsejable y casi que una cosa imprescindible que hacer en Bérgamo es coger el funicular desde la zona baja a la alta (que parte de Viale Vittorio Emanuele II nº 64). El precio es de 1,5 euros y salva un desnivel de 85 metros en un trayecto de 240 metros. Merece la pena subir en el funicolare (que como leí en algún lado, actúa como una suerte de máquina del tiempo en vertical que te traslada del siglo XXI al medievo en unos pocos minutos) y bajar por las escaleras que os cuento más adelante.

Una vez arriba, en la Piazza delle Scarpe, te cuento lo principal que visitar:

Piazza del Duomo de Bérgamo, la imponente catedral

La Piazza del Duomo es sin duda el punto más importante que ver en Bérgamo, ya que está rodeada de construcciones a cada cuál más impresionante que la anterior. Y no solo hablamos de la Catedral de Sant’Alessandro en sí (el Duomo); la Basílica de Santa Maria Maggiore y sobre todo la Cappella Colleoni roban gran parte del protagonismo a la estampa.

La Catedral de San Alejandro, patrón de la villa, data del siglo V d.C. y está formada por un buen conjunto de capillas con motivos pictóricos religiosos muy hermosos. Entre sus tesoros se encuentra una tiara del Papa Juan XXIII, que nació en Sotto Il Monte, provincia de Bérgamo.

Interior de la Catedral de Bérgamo
Interior de la Catedral de Bérgamo

Basílica de Santa María Maggiore, el templo custodiado por leones

Este templo se erigió a principio del siglo XII, poco después de que una epidemia de peste asolara la ciudad en el 1100. Los habitantes se acogieron a la Virgen y le pidieron clemencia, y en agradecimiento, en cuanto remitió la enfermedad, le construyeron la Basílica de Santa María Maggiore. Quizás deberíamos empezar a plantearnos el ofrecer levantar una iglesia nueva si se lleva el coronavirus, ¿no?

La basílica tiene dos puertas de entrada, una en cada lateral. Una cuenta con dos leones rojos y otra con dos leones blancos. Yo accedí por la de los rojos. Los ábsides son de estilo románico lombardo aunque el interior es mucho más fastuoso, repleto de frescos y mármol.

Junto a ella se ubica el Baptisterio.

Los leones venecianos de Bergamo
Los leones venecianos de Bergamo

Capilla Colleoni, un mausoleo construido sin miramiento alguno

Si lo que buscas es el edificio más suntuoso que ver en Bérgamo, eccole quà, la Cappella Colleoni es simplemente magnífica. Fue construida entre el 1472 y 1476 por Bartolomeo Colleoni, un ricachón de la época que quería garantizarse un buen mausoleo para seguir siendo alguien más allá de esta vida.

Los sacerdotes de la contigua Basílica de Santa María Maggiore no lo tenían en mucha estima ni lo querían cerca, pero él, desoyendo sus indicaciones, ni corto ni perezoso derribó un buen trozo de la basílica que le molestaba (en concreto la sacristía) y se hizo su chiringo post mortem. Eso sí, le quedó precioso, las cosas como son. La Cappella Colleoni es un ejemplo perfecto del Renacimiento Italiano; su fachada en mármol policromado es brutal.

La entrada es gratuita pero no se puede hacer fotos del interior. Dentro cuenta con su sarcófago de mármol, una escultura dorada de Colleoni a caballo y frescos de Tiepolo con representaciones de San Juan Bautista, San Bartolomeo y San Marcos.

Capilla Colleoni, el monumento más bonito que visitar en Bergamo
Capilla Colleoni, el monumento más bonito que visitar en Bergamo

Piazza Vecchia, la otra gran explanada que visitar en Bérgamo en la Ciudad Alta

La otra gema de la ciudad es la Plaza Vieja, justo al lado de la del Duomo (linda una con la otra). Esta cucada medieval reúne otro puñado de emblemas que ver en Bérgamo.

En el centro de la plaza encontramos la Fontana Contarini, rodeada de leones. Pero que no te lleve a equívocos, este símbolo del que ya he hablado y que te recordará a la Alhambra de Granada tiene su origen en Venecia, ya que el león es el emblema de la Ciudad de los Canales. Fue donada por Alvise Contarini, gobernante máximo de la República de Venecia años ha. Como curiosidad, durante un periodo de tiempo en el siglo XIX fue cambiada por un monumento a Giuseppe Garibaldi, pero finalmente decidieron ponerla donde estaba y llevarse la escultura del general a la Ciudad Baja.

Palazzo Nuovo y Palazzo della Ragione, dos elegantones de la Plaza Vieja

En la actualidad el Palazzo Nuovo contiene la Biblioteca de Angelo Mai, a pesar de que fue ideado como Ayuntamiento. Presenta una imponente fachada de mármol blanco y su elemento destacado es el atril tallado con forma de árbol de su atrio interior, conocido como Colonna Comozzi.

Por su parte, el vecino Palazzo della Raggione (Palacio de la Razón) fue en el pasado sede de los Tribunales y es uno de los edificios más destacados de la Piazza Vecchia. En la loggia se emplaza un curioso reloj solar conocido como Gnomone.

Los palazzi de la Piazza Vecchia de la Città Alta
Los palazzi de la Piazza Vecchia de la Città Alta

Vistas desde el Campanone de la Torre Cívica y los tesoros del Palazzo della Podestà

El mirador más guapo que ver en Bérgamo en el de la torre del Campanone (cuyo nombre proviene evidentemente de la gran campana que te aguarda en su cima, la mayor de Lombardía). La entrada tiene un precio de 5 euros e incluye además el ticket al Palazzo della Podestà, que tiene excavaciones de restos arqueológicos romanos (planta baja) y frescos renacentistas (en la alta) interesantes.

A la Torre Cívica se sube en un ascensor y se baja por las escaleras de más de 200 escalones (menos mal que no hay que subirlos).

Como dato llamativo, a las 22:00 horas cada noche la campana repica cien veces, como recuerdo de cuando este tañido significaba que se cerraba la ciudad amurallada hasta el día siguiente. Un toque de queda en toda regla.

Torre del Gombito, un mirador gratis en Bergamo + calle Gombito

En primavera y verano contamos con otra torre con buenas vistas que además es gratis. Se trata de la Torre Gombito y data del siglo XII.

La via Gombito, que comparte nombre con el torreón, es la calle comercial por excelencia de la zona alta. Tiene muchas tiendas muy monas además de cafeterías, pastelerías, hoteles y demás.

Via Gombito,, la calle comercial que ver en Bérgamo Città Alta
Via Gombito,, la calle comercial que ver en Bérgamo Città Alta

Convento de San Francesco, bellos claustros

Muchos turistas lo pasan por alto y sin embargo sus claustros (delle Arche y del Pozzo) son un verdadero remanso de paz. Está cerca de la Piazza del Mercato del Fieno y desde su terraza hay buenas vistas.

Castillo de San Virgilio, dominando la ciudad

Pero si lo que buscas es alcanzar el top del top, entonces tienes que subir hasta la fortaleza de Bérgamo, el Castelo di San Virgilio, situado en la colina homónima (con perdón de otro chulo, la fortificación de La Rocca).

Además de ser el mejor punto para comprobar la forma y extensión de la ciudad, así podrás descubrir otro de los restos históricos mencionados: las murallas venecianas. En días claros se alcanza a ver hasta los Alpes suizos.

Dónde comer en Bérgamo en la zona alta de la ciudad

En Italia se come requetebién, y Bérgamo no iba a ser una excepción. Aquí un par de recomendaciones geniales:

Polentone Città Alta: el reino de la polenta bergamasca

Justo al salir del funicular encontrarás un restaurante de comida rápida especializado en la polenta, esta masa a base de harina de maíz tan típica del norte de Italia.

Cuenta con algunas mesas altas donde puedes degustarla. Los platos rondan los 5 euros, aunque yo te aconsejo por 8 euros pedir uno que te permite combinarla de tres clases distintas. La hay blanca (típica de Veneto) y amarilla (más común en el resto de zonas y la que más me gusta a mí). Mi favorita es la polenta con gorgonzola pero la hay con verduras, setas, ragú, etc.

Trío de polenta - Dónde comer en Bérgamo
Trío de polenta – Dónde comer en Bérgamo

Polenta e Osei en Nessi: pajaritos de chocolate y más

El dulce por excelencia de Bérgamo es la polenta e osei (literalmente polenta y pajaritos). El plato original era salado y es que la polenta se comía mucho cuando se salía a cazar pájaros. Hoy día es un pastel con centro de mousse de chocolate recubierto por un bizcocho borracho de polenta dulce y almendras trituradas azucaradas por encima. Se decora arriba con figuritas de mazapán o chocolate con forma de pajaritos.

El mejor lugar para probarlos, muy cerca de Polentone, es la confitería tradicional (la más popular de la villa) Nessi.

Polenta e Osei, un dulce tradicional lombardo
Polenta e Osei, un dulce tradicional lombardo

Por último, en Bergamo se inventó el helado de stracciatella, así que si te gustan los trocitos de chocolate, es tu sitio ideal. Si te mola el tema del mangiare, este tour gastronómico te va a desvelar muchos más secretos culinarios bergamascos.

A continuación, nada mejor para bajar la comida que regresar a la Ciudad Baja, esta vez caminando. Para ello debes dirigirte a la Salitta della Scaleta, con la que en diez minutos estarás abajo. Mucho mejor que subir a pie, bajar no cuesta nada.

Qué visitar en la Cittá Bassa, los lugares más importantes

Aunque no tiene el encanto de la superior, las amplias calles, comercios de toda clase y edificios imponentes, hacen que al menos se le deba un paseo a la parte baja de Bergamo. Algunos de los puntos clave son:

Pinacoteca Accademia Carrara: si tienes un par de horas, este museo bien las merece. En él se exhiben obras de Rafaello, Tiziano, Botticelli y otros muchos pintores italinos de renombre.

– Piazza Dante, muy elegante.

– Teatro Donizetti: este compositor (Una furtiva lagrima) es uno de los hijos más importantes de Bérgamo, así que disfrutar de una ópera aquí es muy interesante. También se visita su casa natal.

Qué ver en Bérgamo en la Città Bassa
Qué ver en Bérgamo en la Città Bassa
seguro italia viajar

Por último, quiero recordar la importancia de viajar con seguro. Imagina que incluso sin síntomas, contraes covid en el extranjero y tienes que hacer cuarentena. Es importante tener un respaldo, y no solo sanitario, también por si sufres un robo o te pierden el equipaje. Para Italia yo recomiendo la póliza Iati Escapadas (aquí con descuento).

¿Te imaginabas que había tanto que ver en Bérgamo? Para mí fue una grata sorpresa.

Otros Viajes Interesantes

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.