blog de viajes en español - mejores guías

Qué ver en Yogyakarta, la ciudad más bonita de Java

Indice de contenidos

Yogya para los amigos, es la ciudad más interesante que conocer en Java, la denominada Isla del Fuego. Necesitas dedicar al menos un par de días para explorar todos los rincones que hay que ver en Yogyakarta: mercados, templos, palacios y sitios de relax. ¿Te los cuento?

seguro viaje indonesia

Ni que decir tiene lo imprescindible que es contratar un buen seguro de viaje para este destino. La Sanidad en Indonesia tiene unos estándares diferentes y hay que ir bien protegido. Yo llevaba esta póliza con descuento.

alojamiento yogyakarta

Para dormir en Yogyakarta nos decantamos por una habitación privada en esta monada de hostel. Los trabajadores son extremadamente serviciales y amables, y el lugar es muy acogedor. Sin duda repetiría aquí.

Qué visitar en Yogyakarta en uno o dos días

El motivo principal por el que el viajero suele poner Yogyakarta en el mapa es por sus dos colosales templos Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, Borobudur (budista) y Prambanan (hinduista). Solo por ellos merece la pena desplazarse hasta aquí, aunque no son los únicos atractivos de Yogya.

tren nocturno yakarta yogyakarta

Cómo llegar a Yogyakarta: nosotras viajamos en tren nocturno desde Yakarta, en concreto salen de la Estación Gambir y llegan a la principal de Yogya.

tarjeta para pagar en indonesia

Para todos los pagos en Indonesia utilizamos esta tarjeta recargable de viajes que no aplica comisión y hace muy buen cambio. Es la que llevo siempre.

dónde comer en yogyakarta

Aprovecho para dejarte mi post con los mejores restaurantes de Yogya, con las recomendaciones que más me gustaron (hay un claro favorito).

Y sin enredar más, aquí tienes mis imprescindibles que ver en Yogyakarta en un par de días:

Kraton, el Palacio del Sultán

Este complejo palaciego de estilo javanés se construyó a finales del siglo XVIII como residencia para el sultán, su familia y su séquito. En el siglo XX se amplió, añadiendo dependencias con diseño europeo, por lo que en la actualidad está a caballo entre oriente y occidente.

Hoy día el sultán (gobernador de la ciudad) continúa habitando en él, pero además, ha absorbido en cierto modo al barrio que lo rodea, y es hogar de 30.000 yogyakarteses. Tiene tiendas, escuelas, restaurantes, etc.

A lo largo de la visita puedes recorrer diversas estancias y además, un pequeño museo con vestidos, vajillas, fotografías, etc. En uno de los pabellones principales se celebran danzas javanesas y concierto de música Gamelán con frecuencia.

Palacio del Sultán de Yogya
Palacio del Sultán de Yogya

Personalmente me decepcionó un poco. En comparación con palacios como el de Topkapi en Estambul o en Gran Palacio de Bangkok, este me resultó un poco destartalado. Pero bueno, es una de las cosas principales que ver en Yogyakarta así que juzga tú mismo.

Taman Sari, Castillo del Agua

El Castillo del Agua (que algunos dicen que les recuerda a la Alhambra de Granada) es un conjunto de piscinas y fuentes que se sitúan a 2 kilómetros del Kraton y que formaba parte de sus jardines. Era el sitio de relajación y recreo del sultán, y cuando digo recreo me refiero a que allí estaba su harén de concubinas. Es uno de los lugares más interesantes que visitar en Yogyakarta.

La arquitectura tiene poco de javanesa y mucho de estilo colonial y holandés. Debido a las guerras javanesas y a un par de fuertes terremotos solo se conserva la piscina principal (llegó a tener cuatro zonas de piscinas y varios lagos). En la restauración participó un arquitecto portugués al que el sultán mandó ejecutar al finalizar su trabajo para que nunca pudiese contar la ubicación de las salas secretas.

leyenda yogyakarta

Junto al gran estanque podemos apreciar una torre, desde la que cuentan que el sultán tiraba una rosa. La dichosa señorita que la cogiese tendría el privilegio de pasar unas horas con él.

Palacio del Agua Taman Sari
Palacio del Agua Taman Sari

Mezquita subterránea

Sumur Gumuling es una particular construcción circular se emplaza muy cerca del Taman Sari. Se trata de un atrio con forma circular perteneciente a una antigua mezquita y comunicado por varias galerías. Durante mi viaje estaba cerrado al público, por lo que no podía visitarse.

Calle Malioboro y el Mercado Beringharjo

Malioboro Jl es la calle comercial más importante que visitar en Yogyakarta. En ella hay mucho trajín, y está repleta de comercios locales, tiendas de batik y puestos callejeros. Recibe este nombre por el Duque de Marlborough.

Es el rincón de la ciudad para ir de compras, y su distribución no es ocasional. Se alinea norte-sur con el Kraton y el Volcán Merapi, símbolo de vida y muerte para los javaneses. Aquí todo se interconecta, y de hecho el volcán es tan relevante en su cultura que cualquier cambio que experimente piensan que creará o destruirá mundo. Por cierto, si quieres tener buenas vistas de él, tendrás que dirigirte hasta el mirador Ketep Pass.

En la calle Malioboro se encuentra el mayor mercado de abastos de Yogya, el Beringharjo. Es muy tradicional y tiene dos plantas y puedes encontrar de todo, desde ropa a fruta (una de las más curiosas es la snake fruit, una especie de huevo con piel de serpiente). Siempre está abarrotado.

Mercado de Yogyakarta en Malioboro
Mercado de Yogyakarta en Malioboro

Street Art en Yogyakarta

Una de las cosas que más me sorprendieron de Yogyakarta es la cantidad de graffitis chulis que puedes encontrar por sus calles. Algunas de las vías con más cantidad de street art son: Prawirotaman I y II, Sartoro ST y Tirtodipuran St.

Ruta de graffitis - Qué hacer en Yogyakarta
Ruta de graffitis – Qué hacer en Yogyakarta

Como decía anteriormente, las razones principales para visitar esta ciudad es conocer los templos de Borobudur y Prambanam. Nosotras elegimos una excursión como esta que incluye ambos porque verdaderamente es la forma más eficiente de conocer los dos en un día. Se puede ir por libre pero es algo engorroso. Aquí van los templos, lo mejor que ver en Yogyakarta en sus alrededores:

Amanecer en el Templo de Borobudur (UNESCO)

Ver amanecer en el Templo de Borobudur es uno de los imprescindibles que hacer en Yogyakarta. En mi caso, por la pandemia, no se podía subir a lo alto del templo, por lo que las excursiones te llevan a una colina próxima (Punthuk Setumbu) a ver el sol salir y justo después a Borobudur. También bastante bonito.

El de Borobudur es el mayor templo budista del mundo. Está formado por 2 millones de bloques de piedra extraídos del volcán Merapi. Algunos datos curiosos: tiene 9 niveles, 3.000 grabados en piedra, 504 tallas de Buda y son famosas sus enormes estupas. Desde arriba tiene forma de mandala y representa el camino al Nirvana.

Amanecer en el Templo de Borobudur
Amanecer en el Templo de Borobudur
ticket conjunto templos

A pesar de ir con excursión, las entradas tienes que comprarlas siempre por ti mismo in situ. Lo mejor es hacerse con el combo de los dos templos porque sale más barato. El precio del ticket conjunto para visitar Prambanan y Borobudur es de 45 euros por persona.

Antes de llegar a Prambanam paramos a conocer el Templo de Mendut, muy chulo.

Qué ver en Yogyakarta - Templo de Mendut
Qué ver en Yogyakarta – Templo de Mendut

El Templo de Prambanam (UNESCO)

Este templo hinduísta situado a 18 kilómetros de Yogyakarta. Es realmente un conjunto de 200 templos, consagrados a los tres dioses principales del hinduismo: Brahma, Vishnu y Shiva (el de este último es el más alto de Indonesia).

Fue construido en el siglo IX durante el Reino de Mataram, de origen indio. Debes dedicarle al menos dos o tres horas porque es espectacular.

Templo de Prambanam - Qué visitar en Yogyakarta
Templo de Prambanam – Qué visitar en Yogyakarta

Otras cosas que hacer en Yogyakarta

– Darte un buen masaje javanés con las técnicas de presión indonesias y agradables aceites esenciales. Yo me di uno de una hora por cinco euros en Djemari Reflexologi. Según la cultura local, restablecen la salud.

– Comprarte algún tejido de batik o incluso hacer un taller. Esta técnica de fijado de colores y estampados con cera o o pasta de arroz es un arte centenario.

– Pasear entre los dos árboles mágicos del Parque Alun Alun con los ojos vendados. Si consigues ir entre ambos sin ver es que tienes el corazón puro.

– Probar el Kopi Luwak, el café más caro del mundo, elaborado a partir de granos que han sido excretados por civetas tras comérselos y no digerirlos. Indonesia es el mayor productor de este café.

– Tomar una cerveza en Prawirotaman, el barrio hipster y alternativo, con muchos restaurantes y locales con música en directo.

Los dos árboles mágicos del Parque Alun Alun
Los dos árboles mágicos del Parque Alun Alun

Estos son los monumentos principales que ver en Yogyakarta en dos días. Desde aquí nosotras continuamos nuestra ruta a Semarang para volar a Borneo y pasar 3 jornadas entre orangutanes.

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.

Indice de contenidos

Sobre mí: CLAUDIA CAMPOS

Hola, soy Claudia, sevillana y aventurera nata. Desde hace algún tiempo, viajar además de ser mi pasión, es también mi profesión. Me encantan la gastronomía y las fotos bonitas.

Últimos POST de VIAJES publicados: