Restaurante Senses en Ámsterdam

Restaurante Senses en Ámsterdam

En mi última visita a Ámsterdam me alojé en el Hotel The Albus, situado muy céntrico y bastante chulo. Durante mi estancia, cené una noche en el Restaurante Senses, que pertenece al hotel pero que igualmente tiene acceso y posibilidad de reserva para clientes que no estén alojados.

El Restaurante Senses aparece en la guía Michelin y tiene como bandera el querer remover sensaciones a través de sus platos, como de su nombre se deduce. Cada día se elabora un menú degustación que puede ir cambiando según los productos de temporada y cuyo precio variará dependiendo de la cantidad de platos que lo compongan y de si se desea o no maridar con vino elegido por ellos, según su consejo.

En mi caso probé el menú degustación de 4 platos (precio de 86 euros por persona con vino) y esto fue lo que probé:

Menú degustación de cuatro platos en el Restaurante Senses de Ámsterdam

Aperitivos

Los aperitivos y entrantes los tomé con un Spritz porque soy una loca de este cóctel antes de las comidas (la composición es Apperol, cava y agua con gas, con una pequeña rodaja de naranja).

De izquierda a derecha, los aperitivos de la foto son:

  • Pan de algas marinas con anguila y miso: no soy muy fan de la anguila, sin embargo en este plato su sabor quedaba envuelto en las algas y el crujiente.
  • Sandwich de filet americain: el panecillo era súper lindo, como un minibocadillo y la textura era como esponjosa pero crujiente, no sé cómo explicarlo, como gusanitos.
  • Pizza Senses de calabaza y scarmoza: me encantan los toques dulces de calabaza en platos salados.
Aperitivos variados del Restaurante Senses del Hotel Albus de Ámsterdam
Aperitivos variados del Restaurante Senses del Hotel Albus de Ámsterdam

Entrante 1

Huevo ahumado con crema de yema, setas y espuma de patata: este plato era muy original porque estaba servido dentro de un huevo colocado en una especie de nido. Era súper suave y parecía una especie de mousse con reminiscencia a setas y tierra.

Huevo ahumado del restaurante Senses del Hotel Albus
Huevo ahumado del restaurante Senses del Hotel Albus

Entrante 2

Caballa en escabeche con crema de tofu y paté de caballa: este plato era una especie de ceviche con el toque avinagrado del escabeche. Como ambos sabores me encantan, la combinación me pareció estupenda.

Vino: LaCheteau, Muscadet Sevre et Maine sur lie.

Caballa en escabeche de Ámsterdam
Caballa en escabeche de Ámsterdam

Segundo plato

Sweet bread con médula, coliflor, naranja china y café: debo reconocer que si hubiese sabido de antemano lo que era el sweet bread, puede que me hubiese costado más probarlo jaja, y es que no es otra cosa que el páncreas cocinado. Tengo que reconocer que su textura no estaba hecha para mi paladar, pero me pareció original.

Vino: Roseal, Arthur Metz, Pinot Gris.

Sweetbread en el restaurante Senses
Sweetbread en el restaurante Senses

Plato principal

Venado con salchicha, terrina de apio, manzana y salsa especiada: la carne estaba bien cocinada, muy jugosa y sabrosa, combinando genial con esa terriza de fruta y verdura. Un buen principal.

Vino: Saint Damian, Cotes du Rhone.

Venao en el Restaurante Senses, menú degustación
Venao en el Restaurante Senses, menú degustación

Prepostre

Palomita de maíz caramelizada con oblea, gel de calamansi y crema pastelera: ¡esto sí que sería un aperitivo con clase para llevar al cine! Crujiente y entre dulce y salado, la versión pro de la palomita dulce.

Tejas con palomitas caramelizadas en el restaurante del Hotel Albus de Ámsterdam
Tejas con palomitas caramelizadas en el restaurante del Hotel Albus de Ámsterdam

Postre

Mousse de manzana con chocolate blanco, yuzu y almendras: soy una gran fan del chocolate blanco (lo siento por sus detractores) así que me encantan los postres que lo contienen. Lo que me sorprendió fue lo bien que combina con la manzana, especialmente con esa nube esponjosa. La bola de chocolate blanco era líquida en su interior.

Vino: Domain le Roumanis, Muscat de Saint-Jean de Minervois.

Postre del restaurante Senses de Ámsterdam
Postre del restaurante Senses de Ámsterdam

En conclusión, una experiencia interesante para probar en una ocasión especial. Por cierto, cabe decir que es necesario reservar previamente ya que además, durante mi visita estaba bastante lleno.

Si quieres saber más sobre el hotel no te pierdas este post.

Cuadros decorando las paredes del hotel The Albus - Alojamiento en Ámsterdam
Cuadros decorando las paredes del hotel The Albus – Alojamiento en Ámsterdam

Otros Viajes Interesantes

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.