Alojamiento en Ámsterdam: The Albus Hotel

Alojamiento en Ámsterdam: The Albus Hotel

Hoy nos transportamos a la ciudad de canales, de autóctonos pedaleando en sus motos de dos ruedas, de galerías de arte, de tulipanes, de luces rojas, de bares, de turistas por doquier en cualquier época del año y de los famosos coffeeshops. Efectivamente, este último dato ha sido la pista decisiva para saber que hablamos de Ámsterdam, la capital europea que no necesita ningún tipo de publicidad para saber –antes de aterrizar- que la diversión nocturna se conjuga a la perfección con su impresionante arquitectura y su oferta cultural. Si estás buscando alojamiento en Ámsterdam, hoy te llevamos al céntrico Hotel The Albus.

Aquí puedes leer otros posts del blog sobre la capital de Holanda.

Mi querida amiga, y protagonista de esta web, Claudia (y es que hoy es la periodista Cristina Cueto la que está al mando de la nave), me invitó a hacer una escapada-express a la capital holandesa durante las vacaciones de Navidad para conocer el hotel The Albus, el primer hotel en Europa con cero emisiones de CO2, y ¿quién podría resistirse ante tal oferta?. Así que maleta en mano decidimos pasar nuestra corta estancia en Ámsterdam. Sin duda la mejor opción cuando realizas un viaje de dos o tres días, como ha sido nuestro caso, es alojarte en un sitio lo más céntrico posible para no perder demasiado tiempo en desplazamientos.

Plaza Dam en Ámsterdam

Plaza Dam en Ámsterdam

Alojamiento en Ámsterdam en el centro

The Albus está enclavado a cinco minutos a pie de Rembrandtplein, donde los nocturnos deben pasar para disfrutar del mejor ambiente de la ciudad, y a 10 minutos de la Plaza Dam, uno de los puntos más conocidos de Ámsterdam desde donde salen diferentes tours a lo largo del día. Además, está a un salto del Mercado de las Flores y del Barrio Rojo. ¡Más céntrico imposible! Esto claramente ha sido un punto muy a su favor.

The Albus, diseño ecléctico sin dañar el medioambiente

Con un estilo contemporáneo, The Albus refleja a través del mobiliario y la decoración un estilo propio, dinámico y arriesgado: sofás de cuero de diferentes colores, cuadros colgados con perspectivas diferentes en sus paredes y luces de neón. Este sello personal se completa con la característica, más que aplaudida, de ser el primer hotel de Europa que opera completamente sin emisiones de CO2, una cualidad que se debe a una instalación que garantiza el enfriamiento y calentamiento del complejo sin perjudicar el medioambiente. Otro minipunto para el Albus.

Cuadros decorando las paredes del hotel The Albus - Alojamiento en Ámsterdam

Cuadros decorando las paredes del hotel The Albus – Alojamiento en Ámsterdam

En nuestro caso, nos alojamos en la Spacious City Suite, una habitación de unos 32 metros cuadrados, equipada con una cama de matrimonio enorme, un sofá, televisión, una máquina Nespresso para disfrutar de un café calentito nada más abrir los ojos y teníamos además un mini barril de cerveza (cortesía de Heineken) y un móvil con internet y llamadas ilimitadas a nuestra disposición por si lo necesitábamos usar a modo de guía turístico. Para completar la comodidad de la estancia el cuarto de baño contaba con placa de ducha y una bañera gigante, un par de cómodos albornoces, e incluso teníamos un par de juegos de chanclas desechables de goma muy curiosas que se recortaban y doblaban para ensamblarlas.

Puedes reservar tu habitación aquí.

Cama del Hotel Albus de Ámsterdam

Cama del Hotel Albus de Ámsterdam

Bañera del Hotel Albus de Ámsterdam

Bañera del Hotel Albus de Ámsterdam

Si tuviese que decir un único punto negativo de este alojamiento en Ámsterdam podría ser que de noche la habitación no era excesivamente luminosa porque todas las luces eran indirectas, y en un país como los del norte de Europa en los que la luz brilla por su ausencia (más aún en invierno), este rasgo se antoja como algo necesario.

Sofá y champagne en mi habitación del Hotel The Albus de Ámsterdam

Sofá y champagne en mi habitación del Hotel The Albus de Ámsterdam

Desayuno al estilo europeo en Ámsterdam

La sala de desayunos está situada en el restaurante Senses (del que hablaremos en otro post ya que es un sitio interesante y cool en el que cenamos una noche), en la planta baja, y cuenta con un pequeño banquete para coger fuerzas a primera hora de la mañana: huevos revueltos, salchichas, embutidos, frutas, yogures, zumos y una máquina de café que ofrecía diferentes modalidades. Todo lo necesario para empezar bien el día.

Desayuno en The Albus - Alojamiento en Ámsterdam

Desayuno en The Albus – Alojamiento en Ámsterdam

The Albus Ámsterdam

Cabe señalar que el personal del hotel es muy atento, simpático y dispuesto a realizar cualquier sugerencia sobre los lugares que visitar, dado el poco tiempo que íbamos a estar en la ciudad, y a atender nuestras necesidades en una recepción abierta las 24 horas.

Recepción de nuestro alojamiento en Ámsterdam

Recepción de nuestro alojamiento en Ámsterdam

Sin duda lo mejor de The Albus es su céntrica ubicación que permite explorar las callejuelas que rodean los canales o hacer compras en las grandes superficies de las principales avenidas sin necesidad de tomar ningún transporte. Y también podríamos destacar la comodidad de sus habitaciones, el respeto por la naturaleza y la atención al cliente. Un alojamiento que nos ha gustado mucho probar y al que no dudaríamos en volver si nos escapamos de nuevo a la capital de Holanda.

Vistas desde nuestra ventana en el The Albus - Alojamiento en Ámsterdam

Vistas desde nuestra ventana en el The Albus – Alojamiento en Ámsterdam

Datos prácticos del hotel The Albus

  • Página web
  • Dirección: Vijzelstraat 49, 1017 HE Amsterdam, Países Bajos

Otros Viajes Interesantes

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.