Recorrer Le Marais, el París más cosmopolita

Uno de los barrios más auténticos y bohemios de París es Le Marais, situado en los distritos III y IV. En una aproximación, podríamos decir que sus límites son: el Centro Pompidou, el río Sena, Republique y Bastille. Recorrerlo es alejarse de las hordas de turistas para adentrarse en el París más cosmopolita. Un plan perfecto que hacer en París.

En mi última visita a la ciudad, tuve el placer de realizar una ruta por Le Marais con Teresa de París Infinito (con ella también visitamos el Castillo de Chantilly), y la verdad es que la visión del barrio bajo sus ojos me encantó. No solo es buena contándote la historia detrás de los edificios y monumentos, sino que también es una crack haciendo recomendaciones de comidas o actividades divertidas.

Ruta por Le Marais en París

Origen de Le Marais

El nacimiento del barrio de Le Marais data de la época de los templarios. Este ejército de hijos de nobles se asentó en esta zona de París que por aquel entonces era terreno pantanoso (literalmente) y fueron sus primeros habitantes, de hecho incluso plantaron los primeros huertos y zonas de agricultura.

Huertos en Le Marais parisino
Huertos en Le Marais parisino

Además, crearon un primer Banco de Depósitos, al que llegó a pedir dinero el Rey Felipe el Hermoso. Los templarios, que no eran muy amigos ni de la Corona ni de la Iglesia no le hicieron mucho caso y este mandó quemarlos en la Isla de la Cité, recayendo sobre el Papa y el propio Rey una maldición que dicen hizo que muriesen ambos poco tiempo después.

Ruta por Le Marais en París
Ruta por Le Marais en París

Hoy día no quedan vestigios de los templarios en Le Marais, sin embargo, desde su estancia este barrio ha permanecido poblado por diferentes culturas, pasando por burgueses y una importante comunidad judía, y así hasta la actualidad.

Los Hotels Particuiers y sus jardines

En Le Marais abundan los hotels particuliers, que vienen a ser suntuosas casas palaciegas urbanas que han pertenecido a familias nobles y que hoy ocupan desde sedes judiciales a centros culturales. Fuera aparte su majestuosidad, merece la pena detenerse también en sus jardines, muy coquetos y tranquilos. No es raro ver en ellos a propios parisinos leyendo un libro.

Jardines en Le Marais
Jardines en Le Marais

Quizás el más conocido es el Hotel de Sully, de estilo renacentista manierista, que conecta secretamente con una esquina de la imponente Place des Vosgues y sus característicos ladrillos rojos (en ella está la casa de Víctor Hugo; fíjate en los ladrillos de las casas, algunos no son auténticos).

Hotel de Sully en París
Hotel de Sully en París
Jardines del Hotel de Sully de Le Marais
Jardines del Hotel de Sully de Le Marais

No obstante, hay otros muchos hotels particuliers con los que dejarse encandilar en Le Marais, como el Hotel des Sens que parece un pequeño castillo, el Hotel de Beauvais que perteneció a Catherine Bellier y hoy día es la sede de la Cámara de Apelación, o la biblioteca Forney. También destaca el caserón que hoy ocupa los Archivos Nacionales.

Hotel de Sens en Le Marais
Hotel de Sens en Le Marais
Patio del Hotel de Beauvais en París
Patio del Hotel de Beauvais en París

Le Marais: el barrio judío de París

Durante la segunda guerra mundial el barrio de Le Marais tuvo cierto triste protagonismo en París porque en él residían la mayoría de los judíos de la ciudad, provenientes de los países del este durante el periodo de entreguerras. Muchos niños no obstante, se salvaron gracias a la actuación de un maestro, Migneret, que se empeñó en salvar a tantos judíos como le fuese posible.

Hoy día Le Marais es el punto de mayor concentración de población judía en Europa, y no es raro ver por sus calles a señores y jóvenes portando la kipá.

La arteria principal del Marais judío es la calle Rosiers.

Moda y galerías de arte

En torno al Marais se ha asentado un estilo de comercio con aires alternativos no reñido con el de marcas con una reputación ya muy reconocida, que han hecho de este barrio un punto importante de moda en la ciudad de París.

Además, en toda esta zona hay innumerables galerías de arte contemporáneo, de arte que Teresa denominaría  “rabioso”, muy chulas, con todo tipo de excentricidades, rozando algunas lo esperpéntico.

Galerías de arte de Le Marais
Galerías de arte de Le Marais

Por supuesto, en esta amalgama queda espacio para el arte callejero, por eso es común tropezarse con obras de conocidos artistas urbanos. También son curiosos los invaders, esos dibujos hechos con azulejos que se colocan en algunas fachadas de forma clandestina (están suponiendo un problema porque algunas personas los roban ya que se llegan a vender hasta por veinte mil euros).

Arte urbano en Le Marais
Arte urbano en Le Marais

Otras curiosidades de Le Marais

Casas entramadas: pueden pasar desapercibidas pero son muy curiosas las casas entramadas que aún se conservan. Muchas de ellas fueron encaladas pero se han limpiado posteriormente para que se aprecie su estado original. Es muy gracioso ver que las construcciones son algo “panzudas” (también algunas casas de piedra). Esto es debido a que el precio de las construcciones dependía de los metros de suelo, por eso se iban ensanchando en los pisos intermedios y volvían a afinarse en las plantas superiores para dar al edificio cierta estabilidad.

Casas entramadas de París
Casas entramadas de París

Iglesias: en cuanto iglesias, destacan la de San Gervasio y sobre todo la de San Paul, que tiene acceso por la calle principal pero también por un pequeño callejón que conecta con una serie de callejuelas intrincadas que se conocen como village de San Paul, con casitas, pequeños jardines, cafés y tienditas. En la iglesia de San Paul cuelga un cuadro de Delacroix.

Iglesia de San Gervasio en París
Iglesia de San Gervasio en París

Comer en Le Marais

Las opciones son innumerables, pero voy a destacar la oferta culinaria que más ha llamado mi atención (muchas recomendación de Teresa testadas por mí misma): para comer el mejor falafel del mundo espera la cola de L’as du falafel. Si prefieres la típica galette bretona tu lugar es el Café Breizh. Para un dulce, la pastelería Yann Couvreur. Si lo que quieres es ir picando de aquí y de allá, pásate por el mercado de comida internacional Marché des Enfants Rouges. Por último, para probar un auténtico taco mexicano y descubrir un pub secreto, come en La Candelaria.

L'as du fallafel, Le Marais, París
L’as du fallafel, Le Marais, París

Alojarse en Le Marais

En este enlace podéis encontrar algunos hoteles y apartamentos en la zona de Le Marais.

Excursión ruta por Le Marais

Si queréis reservar en concreto la misma excursión que hice yo (especialmente recomendable si pasas varios días en París o si no es la primera vez que la visitas) puedes seguir este enlace. Si bien aquí he contado algunas características del barrio de Le Marais, lo suyo es recorrerlo con un experto en el tema para empaparse de sus (no pocas) curiosidades.

Lo mejor del recorrido fue descubrir rincones secretos de los que nunca me había percatado así como ahondar en diferentes puntos que sí conocía pero de los que no sabía singularidades llamativas. Fue muy agradable la ruta, me gustó mucho.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: