Castillo de Brissac en el Valle del Loira, el más alto de Francia

Castillo de Brissac en el Valle del Loira, el más alto de Francia

El Castillo de Brissac es el más alto de toda Francia. Es privado y en la actualidad se encuentra habitado. Situado a tan solo 20 kilómetros de Angers, es una parada imprescindible en nuestra ruta por el Loira desconocido.

Visitar el Castillo de Brissac cerca de Angers

Visitar el Castillo de Brissac cerca de Angers

Muy recomendable también en este itinerario es conocer la Abadía de Fontevraud, que alberga hoy día un hotel, un restaurante Estrella Michelín y muchas obras de arte contemporáneas entre sus muros.

Visitar el Castillo de Brissac en Pays de la Loire

Alojarse en un castillo del Valle del Loira

Si quieres que tu experiencia sea súper auténtica, existe la posibilidad de alojarse dentro del Castillo de Brissac. Tiene que ser una pasada, podéis echar un ojo a los precios aquí.

Visitas guiadas por la mansión

Todas las visitas a la fortaleza son guiadas, precisamente porque la familia Brissac reside en él todo el año. Nosotros vivimos un momento bastante cómico en el que la marquesa, vestida como de venir de yoga pero con un bolso lujoso, se acercó a nuestro guía a pedirles las llaves de su casa, que no las encontraba.

El precio de la entrada es de 10 euros por adulto, aunque hay una serie de tarifas reducidas. Es muy interesante y te dan información en español.

Visitar el castillo más alto del Loira

Visitar el castillo más alto del Loira

Historia del Castillo de Brissac

Fue construido en el siglo XV por un ministro del Rey Luis I, Pierre de Brézé, al estilo medieval, con torres. Su apariencia era sencilla pero robusta, con algunas decoraciones en los matacanes. En 1502 fue vendida a la familia Brissac, propietaria desde entonces, perteneciendo ahora al decimocuarto Duque de Brissac.

A lo largo del siglo XVI, como consecuencia de las guerras entre católicos y protestantes, el castillo sufrió daños importantes, quedando semiderruido y viéndose obligado su propietario a comenzar a restaurarlo con la entrada del siglo XVII.

Digamos que las obras no fueron por el cauce esperado y quedaron inacabadas a la muerte de su precursor. Su hijo no quiso continuarlas y la fachada se quedó en la mitad de lo diseñado, haciéndole perder la simetría que se había planificado.

Lo más curioso, es que las torres primigenias que iban a ser derruidas no llegaron a eliminarse con la paralización del proyecto, por lo que ahora vemos una fachada renacentista atrapada en el antiguo armazón medieval. «Un nuevo castillo parcialmente construido dentro de un viejo castillo parcialmente destruido».

Fachada renacentista entre torres medievales

Fachada renacentista entre torres medievales

El entorno del castillo tal y como lo vemos es de finales del XIX, cuando se obstruyó el foso y se adornó el jardín en estilo inglés. Además se crearon las cuadras y el teatro.

Dependencias de la fortaleza visitables

Planta baja: salón y comedor

Salón Dorado

Recibe este nombre por su techo artesonado del XVII pintado con hojas de oro. Destaca la gran chimenea de estilo Luis XIII, los candelabros de cristal de Murano y los tapices con representaciones de Don Quijote.

La sala está repleta de retratos y fotografías de todas las generaciones de la Casa Brissac, incluyendo la familia actual que lo habita, los Marqueses de Brissac (hijo mayor de los Duques de Brissac).

Salón de entrada al castillo

Salón de entrada al castillo

Comedor

Tiene un techo con vigas decoradas con flores y un gran cuadro del Castillo de Bercy (destruido en 1961 para construir el mercado de vinos de París, el ahora Ministerio de Hacienda).

Llama la atención la tribuna de orquesta producto de la remodelación del siglo XIX, que está hecha en madera pintada simulando mármol.

Comedor del Palacio de Brissac

Comedor del Palacio de Brissac

Primera planta: Gran Galería, Cuarto Luis XIII, Sala de los Retratos y Cuarto de la Caza.

La Sala de Recepciones o Gran Galería

Mide la friolera de 32 metros de largo y en él se han dado numerosas recepciones. En la actualidad acoge eventos como bodas. Recuerda vagamente al Salón de los Espejos de Versailles.

El techo pintado en 1625 esta decorado con escenas bíblicas, mitológicas y pastorales. Hay también varios tapices en las paredes.

Gran Galería como la de los espejos de Versalles

Gran Galería como la de los espejos de Versalles

El cuarto de Luis XIII

Contigua al Gran Salón se encuentra la habitación donde el Luis XIII y su madre, María de Médicis, se reconciliaron en 1620 después de numerosas disputas relacionadas con la regencia.

Hay mobiliario italiano, destacando una cómoda que parece de ébano pero que realmente es de peral pintado en negro con incrustaciones en marfil.

Cuarto del Rey Luis XIII en la mansión Brissac

Cuarto del Rey Luis XIII en la mansión Brissac

La Galería de los Retratos

Como de su nombre se deduce, aquí podemos encontrar presente a casi todos los miembros del árbol genealógico de los Brissac.

Como curiosidad encontramos el de Anne de Mortemart, una jinete que cabalgó hasta los 86 años, famosa por ser la primera mujer en conducir y la primera en obtener una multa por exceso de velocidad.

Habitación de los retratos en Brissac

Habitación de los retratos en Brissac

El Cuarto de Caza

Recibe este nombre por los tapices de su pared con escenas de cacerías del siglo XVI: oso salvaje, ciervo, jabalí, lobo… incluso hay escondido un unicornio.

La cama de estilo renacentista es una copia de una del Museo Cluny de París. El techo está pintado con flores y angelitos.

Cuarto de la caza del Castillo de Brissac

Cuarto de la caza del Castillo de Brissac

Segunda planta: el Teatro

Teatro italiano

La mujer del retrato es Jeanne Say, la misma marquesa de Brissac que mandó a erigir la tribuna del comedor en el siglo XIX. Proveniente de una familia adinerada, era una amante total de la música y una buena soprano.

Aprovechó las renovaciones del castillo para construirse su propio teatro de estilo italiano para poder cantar en privado. Se estrenó en 1890 y cada otoño se celebraba un festival que acogía a músicos internacionales. Cuenta con 170 localidades.

Teatro de estilo italiano en el castillo

Teatro de estilo italiano en el castillo

Sótano: cocinas medievales y bodega

Cocinas de la época medieval

La gran chimenea de piedra y la batería de cobre que decoran las cocinas medievales no pasan inadvertidas.  Hoy se pueden celebrar fiestas en ellas.

Cocinas medievales del Loira

Cocinas medievales del Loira

Bodega Brissac

Desde hace 500 años esta familia viene dedicándose entre otros menesteres a la producción vinícola.

Al final de la visita se pasa por la bodega abovedada donde hay algunas muestras de sus botellas para que las pruebes e incluso puedes comprar alguna.

Bodegas del Castillo de Brissac en el Loira

Bodegas del Castillo de Brissac en el Loira

Los jardines del Castillo de Brissac

Los jardines del Castillo de Brissac son maravillosos, paseándolos se descubren distintas perspectivas del caserón de gran belleza.

El antiguo canal de desvío del río, ahora inutilizado, compone un fantástico camino de 300 metros.

Entorno del Castillo de Brissac

Entorno del Castillo de Brissac

Dando una vuelta podemos llegar a las caballerizas del siglo XIX, con forma de «U», algo bastante novedoso en la época. Un dato muy curioso es que estaban dotadas de electricidad aún cuando el castillo aún no disponía de ella.

Para despedirnos hay que caminar a lo largo del río Aubance, por el sendero del bosque, cruzar su puente japonés, pararse a observar el mausoleo familiar o deleitarse con sus viñedos.

Viñedos de la Bodega Brissac

Viñedos de la Bodega Brissac

Si necesitas más información de horarios y actividades en el Castillo de Brissac puedes consultar su página web para tener todos los detalles.

Una visita imprescindible y uno de los castillos más coquetos del Loira.

Jardines del Castillo Brissac

Jardines del Castillo Brissac

Otros Viajes Interesantes

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.