Planes en Sevilla: Una velada en las alturas disfrutando del río

Planes en Sevilla: Una velada en las alturas disfrutando del río

[ACTUALIZADO: La noria de Sevilla ha sido desmontada a finales de 2016]

Hace unos días fuimos invitados en Sevilla a una tarde-noche estupenda en la vera del Guadalquivir.

El plan, que me encantó (y más aún compartirlo con mis compañeros), me pareció muy divertido y fácilmente imitable por cualquiera, así que os lo propongo para algún fin de semana.

La Noria de Sevilla, mi experiencia

En primer lugar pudimos dar un paseo (varios en realidad) en La Noria, acompañados por su gerente Tono:

Situada en el Muelle de las Delicias, La Noria de Sevilla, con 40 metros de alto y 30 cabinas, ofrece unas vistas privilegiadas del río Guadalquivir (cuya vera está cada vez más de moda), y del skyline de la ciudad, con sus puentes, su Torre del Oro, y la Giralda a lo lejos, imponiéndose sobre la nueva Torre Pelli, que tampoco pasa desapercibida.

Vistas al Guadalquivir desde la noria de Sevilla
Vistas al Guadalquivir desde la noria de Sevilla

Si eres de los valientes, te diré que el paseo (de unos 12-15 minutos de duración), te hará sentirte un pájaro sobrevolando Sevilla. Sin embargo, si eres de los que tienen miedo las alturas, diré en tu favor que al tener cabinas acristaladas por completo, la sensación de vacío bajo tus pies es muy suave y disfrutarás mucho del recorrido. Además, los habitáculos están ataviados con hilo musical para amenizar el viaje, y aire acondicionado, para que el clima nunca sea un problema.

La noria y los puentes de Sevilla
La noria y los puentes de Sevilla

Precio de la noria sevillana en el río

El precio básico del viaje es de 7’5 euros para adultos y 5’5 para niños, aunque hay varias ofertas y un pack muy chulo de entrada conjunta con el Acuario (AcuaNoria).

Quiero hacer mención también a su cabina VIP, de color negro, con pantalla, asientos lujosos, champán, paredes tintadas y suelo de cristal. Mola, y su precio no es para nada desproporcionado, 20 euros con consumición, está siendo un escenario muy elegido para pedidas de mano originales.

Interior de la cabina VIP
Interior de la cabina VIP de la noria

Esta rueda gigante abre los 365 días del año así que debe ser bonito detectar el cambio de las estaciones desde las alturas (yo estaba pensando volver por ejemplo en feria, a ver qué vistas tan coloridas se deben tener).

Una vez en tierra firme, la experiencia Noria cuenta con un kiosko “Cabina 31”, donde puedes tomar un refrigerio en ese entorno tan chulo, una sala para eventos y también tiene una tienda de souvenirs de la que se me antojó más de una cosa, jeje qué caprichosa.

Cabina 31 de la noria de Sevilla
Cabina 31 de la noria de Sevilla

Si tuviera que elegir una hora para visitar la Noria de Sevilla sería al atardecer, cuando hay suficiente luz como para verlo todo sin necesidad de alumbrado pero a la vez el sol empieza a pintar las cosas en unos caprichosos tonos rojizos.

El sol dice adiós a Sevilla
El sol dice adiós a Sevilla
La noria y la luna
La noria y la luna en Sevilla

Puerto Delicia

Después de disfrutar de los giros y giros de la noria, fuimos a una terraza cercana, Puerto Delicia, donde Antonio Palomino, su director, nos tenía preparada una elegante mesa cerca del río para que disfrutásemos de un menú degustación encantador con una botellita de vino.

El menú, que era de tipo cóctel, incluía tantos platos y probamos tantas cosas que ni recuerdo todas, os digo algunas:

Aceitunas fritas,  burrito de cola de toro, una tabla de quesos enormes con muchas mermeladas de sabores curiosos, mini ensalada César, vasito de salmorejo, cucuruchos de tartar de salmón, molletito de “pringá”… todo riquísimo y servido con parsimonia pero destreza, lo que nos permitió echar un buen rato mientras charlábamos, sin prisas y sin que faltasen platos en la mesa.

Tabla de quesos y piruletas
Tabla de quesos y piruletas

Para la hora de los postres yo estaba ya súper repleta, pero trajeron una bandeja de espejo con un montón de dulces apetecibles que casi ni pude probar: vasito de tarta de queso y galleta, mini torrijas caramelizadas, locuras de chocolate (piruletas, crujientes de chocolate, etc.)… además de café y chupito.

Allí nos contaron que por 10 euros tienen una oferta los fines de semana en la que mientras comes unos animadores recogen a los niños, les dan de almorzar y los llevan a la noria, para que los padres puedan tener un poco de tiempo para ellos, la verdad es que puede ser un plan interesante para familias con hijos pequeños, si no, es ideal para eventos, aunque también recomiendo ir en pareja por la noche, ¡¡la verdad es que el entorno es súper romántico!! 

Resumiendo, un plan más que atractivo. Aprovecho para dar las gracias tanto a La Noria de Sevilla como a Puerto Delicia por la noche tan chula que nos tenían preparada :).

Otros Viajes Interesantes

3 Comentarios

Nati octubre 5, 2015 - 11:15 am

Sin duda un plan genial. Por cierto la foto de la cabina VIP lo dice todo ehhhh

Reply
Claudia octubre 5, 2015 - 1:20 pm

¿Era cómoda o no Nati? 😛

Reply
Planes divertidos en Sevilla: una visita al Acuario | Los viajes de Claudia marzo 7, 2016 - 8:07 am

[…] Si quieres hacer el día redondo, ¿por qué no subir a la Noria de Sevilla, que está justo al lado? […]

Reply

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.