Safari por el desierto de Dubái, ruta 4×4

Safari por el desierto de Dubái, ruta 4×4

Algo esencial en tu viaje a los Emiratos Árabes es conocer su desierto. Para ello, nada mejor que la excursión Safari Desert Dubai, un safari por el desierto de Dubái.

Si queréis contratar la excursión por el desierto en Dubái con cena seguid este enlace :).

Excursión al desierto de Dubái

Siente el desierto en Dubái en un safari en 4×4

Según la RAE, «safari» es aquella excursión para ver o fotografiar animales salvajes, efectuada en África o en otros territorios.

Por qué se le llama «safari» a la excursión en el desierto de Dubái

Esta cuestión es un punto que aún no me ha quedado claro. Bajo el concepto de «safari en el desierto» se esconde en Dubái una excursión en 4×4 entre enormes dunas de arena rojiza.

Animales lo que se dice animales hay más bien pocos, algún lagarto, y con suerte un escorpión. Eso sí, la diversión está asegurada.

Si estás visitando Dubái seguro que este post sobre sus centros comerciales más curiosos te viene bien.

Safari por el desierto de Dubái, mi experiencia

Para hacer el safari por el desierto nos recogieron del hotel a primera hora de la tarde, en un todoterreno blanco, un Toyota Land Cruiser. Dado que Japón es el mayor importador de petróleo de los Emiratos Árabes, es de esperar que ellos le correspondan importando sus vehículos, de ahí que, sumado al desértico paisaje del país, el Land Cruiser sea una opción de vehículo estupenda, siendo el modelo de todoterreno más vendido en los Emiratos Árabes.

Excursión al desierto de Dubái en 4x4

Excursión al desierto de Dubái en 4×4

Una vez en el coche, llegar al desierto no es un abrir y cerrar de ojos. Lo separa algo más de una hora de Dubái, pero no es hasta los cuarenta y cinco o cincuenta minutos cuando empiezas a comprobar cómo el paisaje se vuelve cada vez más árido hasta que abandonas la autopista para adentrarte en un camino arenoso que acaba en un campamento, desde el que se atisban las primeras dunas.

Allí hicimos una parada técnica en la que esperamos otros todoterrenos que vinieran para la excursión; cuando estuvimos todos, los numeraron por seguridad y partimos todos al desierto.

De safari al desierto de Dubái

De safari al desierto de Dubái

La excursión es emocionante. Recuerdo que al comenzar, Haroon, el chico que conducía, nos preguntó que cómo de «hard» (fuerte) queríamos que fuese el recorrido, si tranquilito o movido. Mi hermano y yo por supuesto queríamos que fuera a tope. Esto sumado a que el guía era el más joven del grupo y tendría «ganas de guasa» hizo que fuera tremendamente entretenido.

Nuestro guía en el safari por el desierto

Nuestro guía en el safari por el desierto

La duración del recorrido en el desierto es de algo más de una hora. Pero una hora de coche a dos ruedas prácticamente, de bajar cuestas imposibles y de requiebros inimaginables. Realmente parecía que surfeabas sobre las olas.

4x4 bajando la duna del desierto

4×4 bajando la duna del desierto

En un par de ocasiones comprobamos cómo otros de los coches que nos acompañaban se habían quedado atrapados en la arena, por suerte el nuestro pasó sin problemas.

Todoterreno en el desierto de Dubai

Todoterreno en el desierto de Dubai

Otra cosa divertida es que al ir varios coches, cuando tú acabas de hacer algo «peligroso», como bajar una duna súper empinada, luego desde abajo puedes ver cómo la bajan los demás y eres aún más consciente de por dónde acabas de pasar.

Bajando las dunas del desierto - Excursión del desierto de Dubái

Bajando las dunas del desierto – Excursión del desierto de Dubái

En mitad del recorrido se hace una parada para poder tocar la arena, hacer el angelito, tomar fotos o lo que quieras. Y estabas allí, en mitad de la nada, girabas 360 grados y sólo veías dunas y más dunas. Te apartabas un poco y estabas completamente solo en la inmensidad, una gran sensación de plenitud.

Safari por el desierto de Dubái entre dunas

Safari por el desierto de Dubái entre dunas

A la vuelta, cerca del campamento donde íbamos a cenar, nos detuvimos para ver el atardecer. Subimos a una gran duna que tenía el ocaso justo enfrente. Hice un par de fotos rápidas y guardamos la cámara para poder centrarnos en relajarnos y disfrutar del espectáculo que teníamos ante nuestros ojos. Ver el sol esconderse tras el desierto, ocultándose entre grandes dunas de arenas fue un momento maravilloso.

Atardecer en el desierto de Dubái

Atardecer en el desierto de Dubái

Para bajar al campamento nos dieron la opción de montarnos en el coche o bajar la gran duna a pie. Elegimos por supuesto esta opción. Desde mi visita a la Duna du Pyla en Francia (la más alta de Europa) soy consciente de lo complicado que puede llegar a ser bajar una montaña de arena, en la que a cada paso se te hunde la pierna hasta la rodilla y pierdes el equilibrio. Lo mejor es hacerlo rápido e intentar no bajar haciendo «la croqueta».

Una vez en el campamento, vivimos una velada con luz tenue, cenamos barbacoa, y mientras disfrutamos de un espectáculo de bailes tradicionales (el baile consistía en dar vueltas sobre sí mismo sin parar mientras sacaba platos, movía los ropajes, etc. El hombre estuvo más de veinte minutos sin parar de girar, asombroso) y danza del vientre. De hecho sacaron a bailar a mi madre y a mi hermano y yo no podía reírme más.

Baile tradicional emiratí

Baile tradicional emiratí

Una excursión súper recomendable, ya que reúne muchos puntos que al menos para mí son importantes: tradición, naturaleza, vistas, gastronomía, adrenalina… hay que hacerla si se está visitando Dubái; este safari por el desierto de Dubái es de las mejores experiencias en la ciudad.

Otros Viajes Interesantes