Qué ver en Chengdú, la ciudad de los pandas y el Gran Buda de Leshan

Qué ver en Chengdú, la ciudad de los pandas y el Gran Buda de Leshan

Probablemente antes de empezar a organizar tu viaje a China, esta ciudad ni siquiera te suene. Sin embargo, es una de las más grandes del país y hay muchas cosas interesantes que ver en Chengdú. Sobre todo es conocida por sus pandas, por el gran buda excavado en roca y por sus casas de té. Una urbe con mil caras, como la ópera de máscaras que vio nacer.

Si tú también estás organizando un viaje a China por libre, te aconsejo que leas este post con todos los preparativos.

Qué ver en Chengdú además del Buda de Leshan

Qué ver en Chengdú además del Buda de Leshan

Si has leído mi post de Pekín o Xian, ya sabrás que en China no funcionan las aplicaciones móviles occidentales. Para poder usar algo tan simple como Whatsapp o Google Maps deberás comprarte una tarjeta que tenga VPN. Yo usé esta y funciona genial. La cambias por la tuya y utilizas tu móvil normal. Con el código LOSVIAJESDECLAUDIA tienes un 5% de descuento.

Qué ver en Chengdú dentro de la ciudad

Monasterio de Wenshu, paraíso vegetariano

Se trata de un templo budista de la dinastía Tang perfectamente conservado, en el que es fácil encontrar devotos orando y haciendo rituales. La visita es gratuita.

Por sus silenciosos jardines se respira mucha paz, nada que ver con el estrés de los continuos atascos de Chengdú.

Su restaurante vegetariano y su casa de té merecen mucho la pena.

Qué ver en Chengdú - Monasterio Wenshu

Qué ver en Chengdú – Monasterio Wenshu

Parque del Pueblo, autenticidad en Chengdú y uno de mis rincones preferidos

Este sería la equiparación del Templo del Cielo de Pekín. Unos jardines en los que los locales se dan cita para practicar deportes y juegos variados (taichí, jianzi, bailes…) con la novedad de que contiene una importantísima y concurrida casa de té, la Heming Tea House.

Chengdú es un punto crucial para cualquier amante del té que se precie, y es que sus teterías llevan varias generaciones sirviendo las mismas tisanas. Si te interesa el tema puedes reservar esta experiencia de la ceremonia del té en China.

Como decía, en el Parque del Pueblo puede disfrutarse de un buen té (yo probé dos y me encantó el He Ming Yellow), mientras comes pipas (parece una combinación inevitable a la vista de las mesas plagadas de cáscaras), jugando a las cartas y mirando al lago.

Casa de té en el Parque del Pueblo de Chengdú

Casa de té en el Parque del Pueblo de Chengdú

Además, aquí se detecta una de las cosas más curiosas que ver en Chengdú: los lugareños usan los servicios de los limpiadores de oídos. Esta profesión tiene una arraigada presencia en la ciudad. Te tomas una infusión y te vas con las orejas niqueladas, ¿qué más se puede pedir?

Limpiadores de orejas en Chengdú

Limpiadores de orejas en Chengdú

Plaza Tianfu y la escultura de Mao Zedong, la cara más institucional de Chengdú

Es la plaza principal de Chengdú, centro de la ciudad. No es especialmente bonita pero está rodeada de museos y edificios reseñables.

Destaca la gran escultura blanca de Mao Tse Tung, aunque las nuevas fuentes con forma de dragón empiezan a robarle protagonismo.

Estatua de Mao en Chengdú

Estatua de Mao en Chengdú

Templo de Wuhou y el barrio tibetano

Honra a personalidades del periodo de los tres reinos, descritos en el Romancero de los Tres Reinos, un clásico de la literatura china. Es muy agradable caminar entre sus cipreses.

Fuera del templo se dibuja el distrito tibetano de Chengdú, con su propia arquitectura, costumbres y mercadillos.

Templo del Quingyang, otro té por favor

Su casa del té es otra parada debida para los adeptos a esta bebida (qué pareado me ha quedado). Conviene señalar que en Chengdú el té se sirve sin filtrar y sin azúcar; te lo suelen acompañar de un termo con agua caliente para que tú mismo te vayas rellenando la taza. Los lugareños echan allí la tarde con el mismo té.

Tomar té en China - Casas de té de Chengdú

Tomar té en China – Casas de té de Chengdú

En cuanto al templo, se sitúa junto al Parque de la Cultura y es el más grande y antiguo taoísta que ver en Chengdú.

Callejones orientales repletos de encanto, de compras por Chengdú

En Chengdú hay varios callejones comerciales que tienen una clara inspiración oriental y que son súper bonitos (además de estar tela de abarrotados). Especialmente cuando cae la noche y se encienden los farolillos es un momento mágico para visitarlos.

Los más conocidos son Kuanzhai Alley (cerca del Parque del Pueblo), y Jinli Street (junto al Templo Wuhou). Si tuviera que quedarme solo con uno elegiría este último, repleto de tiendas y locales donde tomar algo.

Jin Li Street en Chengdú

Jin Li Street en Chengdú

Qué ver en Chengdú cerca: explora sus alrededores

Gran Buda de Leshan, el mayor excavado en roca

A una hora en tren o dos en autobús, se encuentra desde Chengdú la localidad de Leshan. Famosa por su pollo, más lo es aún por el Gran Buda de 71 metros tallado en la roca en una montaña en el siglo VIII. Basta con poner un pie para entender el dicho sichuanés de «La montaña es Buda y Buda es la montaña». La simbiosis es increíble.

Se trata del más grande del planeta de estas características. El precio de la entrada es de 90 RMB. Incluye varios templos de camino al Buda Gigante.

Otra buena opción es tomar un barco para admirarlo desde el río en todo su esplendor. Es la mejor forma de hacerse con sus dimensiones.

Nosotros tuvimos la mala suerte de que al llegar descubrimos que estaba semicubierto por andamios ya que lo estaban restaurando (al parecer en verano 2019 volverá a estar visible por completo).

No obstante tengo que reconocer que a pesar de las circunstancias, esta joya de la UNESCO merece la pena incluso bajo estas condiciones. Es muy impactante y a menudo, el motivo principal por el que visitar Chengdú.

Como he comentado, puedes ir en transporte público y comprar tu entrada; pero si prefieres que te recojan y visitarlo con un guía en español, quizás lo más cómodo es contratar esta excursión al Gran Buda de Leshan desde Chengdú.

Gran Buda de Leshan desde Chengdú

Gran Buda de Leshan desde Chengdú

Cerca se encuentra el Monte Emei, uno de los cuatro montes considerados sagrados por los budistas Han de China. A mí no me dio tiempo a conocerlo, pero si te interesa echa un ojo a esta alternativa.

Centro de Investigación y Cría de Osos Panda de Chengdú

Tan solo hay que asomarse a cualquier calle de Chengdú para darse cuenta de que algo pasa allí con los osos panda. Sus tiendas están abarrotadas con souvenirs de esta criatura de aspecto tan amigable. Lo que ocurre es que a 18 kilómetros de la ciudad se encuentra una reserva que alberga más de cien ejemplares.

A mí me habría flipado ver un bebé panda gigante, pero tras consultar a FAADA, en cierto modo me desmintieron que estos centros fueran un verdadero refugio o que tuviesen una auténtica función de investigación para atacar la extinción de la especie. Por eso, preferimos no visitarlo y nos conformamos con un panda de peluche.

Obsesión con los pandas en Chengdú

Obsesión con los pandas en Chengdú

Si de todas formas te has informado y sigues interesado, puedes reservar tu excursión para un «voluntariado» aquí.

Dónde dormir en Chengdú con buen rollo

Nosotros nos alojamos en una habitación doble del súper coqueto Lazybones Poshpacker Hostel. Un alojamiento muy hipster situado cerca del Monasterio Wenshu. El ambiente era genial y servía desayuno occidental.

Además, ofrece muchas actividades, como clases de cocina, ópera china o mahjong.

Dónde dormir en Chengdú nuestro hotel

Dónde dormir en Chengdú nuestro hotel

Dónde comer en Chengdú (cuidado con el pique)

La comida de la región de Sichuan es extremadamente picante. Así que más vale que intentes explicar que lo rebajen un poco, o no habrá cervezas Tsingtao suficientes para neutralizar el ardor en la boca.

Algunas buenas opciones para comer en Chengdú son:

  • Lazybones: el hostel tenía un restaurante bastante apañado y económico en el que cenamos sopa de fideos y huevo y dumplings fritos muy sabrosos. Además en el bar hay muy buen ambiente y juegos para entretenerte.

    Dumplings chinos

    Dumplings chinos

  • Calle  Zhangjiaxiang: en las proximidades de nuestro alojamiento se encuentra esta calle que suele instalar un mercado nocturno de comida. Los bares también están llenísimos, pero aquí hay que tener ojo con el picante, nosotros casi morimos.

    Pollo enterrado en chili la comida más picante de China

    Pollo enterrado en chili la comida más picante de China

  • Wenshu Restaurant: en el Monasterio Wenshu hay un restaurante veggie estupendo que sirve hot pots (típicos de Chengdú), y de 11:30 a 13:30 horas, un buffet vegetariano por 35 RMB por persona. A mí me encantó y el entorno es genial.

    Buffet vegetariano en el Monasterio Wenshu de Chengdú

    Buffet vegetariano en el Monasterio Wenshu de Chengdú

Bueno, espero que con todo lo que ver en Chengdú y alrededores os haya convencido para que se convierta en una parada en vuestro viaje a China. La siguiente etapa del nuestro nos llevó hasta la Ciudad del Fénix, Fenghuang, el pueblo más bonito del país.

Consejos extras en China

Visado para viajar a China: si no vives en la capital, lo más cómodo es gestionarlo a través de esta web (es lo que hicimos nosotros. Usando el código #CH19032610BLG-CLD# (con las almohadillas) te harán un 10% de descuento que no viene nada mal.

Nunca viajes sin seguro médico porque cualquier contratiempo puede jugarte una mala pasada. Yo siempre viajo con IATI, si sigues este enlace tendrás un 5% de descuento. Si quieres más información sobre sanidad en China lee este post.

Otros Viajes Interesantes

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.