Cinco ciudades con las que no he conectado

Cinco ciudades con las que no he conectado

Viajar es maravilloso, es mi pasión y también mi trabajo, pero decir que todo lo que he visto me ha encandilado no sería cierto. Hoy confieso algunos lugares que no me gustan muchísimo.

Con esto no quiero decir que las ciudades que voy a enumerar abajo me disgusten, y ni mucho menos que no volvería, porque de todas he sacado experiencias muy positivas; pero por alguna razón no he tenido ese feeling con ellas.

5 ciudades que no me enamoraron como esperaba

1. Los Ángeles, un lugar que no me gusta porque es demasiado grande y paradójicamente «desangelado»

Así como San Francisco me encantó, cuando visité Los Ángeles sentí que me quedaba muy grande, literalmente. Me pareció una ciudad demasiado extensa y con un transporte público no demasiado bueno, que te obliga a coger el coche para cualquier desplazamiento por nimio que sea, con sus atascos de película incluidos.

Si a esto le sumamos lo deprimido que está el casco histórico, el glamour cada vez más decadente de la zona de Hollywood y los precios prohibitivos de Beverly Hills, nos quedamos prácticamente con Santa Mónica, una zona que sí que me agradó bastante.

Observatorio Griffith - Qué ver en Los Ángeles
Observatorio Griffith – Qué ver en Los Ángeles

2. Roma, que sí que es maravillosa, pero a mí no me llama

Mi relación distante con Roma viene de largo. Soy plenamente consciente de las maravillas que tiene y la he visitado unas cinco veces, pero tiene un algo que no me termina de enganchar (aunque por mi número de visitas pueda parecer lo contrario jaja).

Podría decir que parte de la culpa la tiene lo excesivamente turística que es, pero podríamos decir lo mismo de París, y sin embargo me fascina. No sé muy bien qué me pasa con Roma pero no conectamos del todo bien, prefiero el sur de Italia, Siena o Verona, por eso entra en la lista de lugares que no me gustan mucho.

Roma, Ciudad Eterna - Lugares que no me gustan
Roma, Ciudad Eterna

3. Estambul, es muy fuerte pero es que tuve un viaje muy accidentado

Creo que mi problema con Estambul ha sido que, aunque creía que no, llevaba unas expectativas demasiado altas.

Es muy curioso lo miscelánea que es, los toques entre europeos y árabes que tiene y sobre todo eso, su diversidad. También me parece que tiene puntos muy interesantes, me gustó mucho la Cisterna Basícila, ver atardecer desde el café de las alfombras es maravilloso, cené de maravilla en un rascacielos en el restaurante Mikkla y me relajé al máximo en un hammam, pero no me impresionó tanto como esperaba.

Para muchos conocidos es su ciudad favorita, y quizás por eso sentí que no me llenaba tanto como habría imaginado. Quería que me gustase muchísimo, pero no lo conseguí.

Santa Sofía de Estambul
Santa Sofía de Estambul

4. Dubái, una ciudad de lujo pero uno de esos ciudades que no me gustan demasiado

La ciudad del lujo y la ostentación tampoco logró despertar sentimientos importantes en mi corazón. Quizás fuese que todo era demasiado nuevo (aunque también lo era la mezquita de Abu Dhabi y caí rendida a sus pies), o quizás los 50 grados a la sombra que hicieron muy difícil disfrutar de ella al aire libre.

Creo que es una ciudad relativamente curiosa para una escala de un par de días, pero este sí que no lo consideraría a corto plazo como un lugar para repetir.

Claudia en la playa de Dubái
Claudia en la playa de Dubái

5. Madrid, una ciudad que no me ha conquistado de primeras pero que me va ganando poco a poco

Que nadie me mate tras haber desvelado este secreto, pero no me siento cómoda del todo en Madrid. En Barcelona (la otra «gran ciudad») me parece que estoy en casa, y sin embargo, eso en Madrid no me pasa.

No encuentro una explicación muy clara a esto, aunque quizás es que no he explorado tanto sus barrios como me gustaría, y no he podido deleitarme en esos pequeños detalles que me atrapan de una ciudad y que no se ven a simple vista.

Pero eso sí, claramente a Madrid le voy a dar todas las oportunidades del mundo, porque de ella sí que creo que podría llegar a enamorarme.

Templo del Debob de Madrid - Lugares que no me gustan
Templo del Debob de Madrid

Estos son algunos lugares que no me gustan mucho. Y a ti, ¿qué ciudad te ha sorprendido por no conquistarte?

Otros Viajes Interesantes

5 Comentarios

Hummus Sapiens enero 11, 2019 - 5:50 am

Hola Claudia. Una entrada valiente, sin duda, porque parece que los que amamos los viajes estamos obligados a alucinar con cada rincón que visitamos, y hasta sentimos una pizquita de culpabilidad cuando no conectamos con alguno. No conozco Dubai, pero comparto sus apreciaciones sobre Los Ángeles y, si me apuras, Estambul. Roma es, por el contrario, una de mis ciudades favoritas de todo el mundo, y en cuanto a Madrid…. ¡Pues qué puedo decir, si he nacido aquí! Creo que la esencia de Madrid es de las se extrae poco a poco y, a ser posible, de la mano de alguien de aquí. No tenemos grandes monumentos -salvo El Prado-, pero si pequeños encantos como nuestras tabernas castizas y cafés centenarios, la noche madrileña o algunos paseos tranquilos eludiendo las zonas más trilladas. Y no lo digo sólo yo, sino los miles de amigos/as españoles y extranjeros a los que he enseñado la ciudad tropecientas veces… ¡Suerte la próxima vez! Un saludo, y enhorabuena por el blog.

Reply
Claudia enero 11, 2019 - 8:25 am

Muchas gracias por compartir tu opinión! Sé que habrá gente que coincida y sé que habrá gente que piense que estoy loca, pero, somos todos distintos, y eso es lo mejor del mundo.

En cuanto a Madrid, me tendrás que contar tus rincones secretos para reconciliarme con ella :D.

Reply
Claudia enero 14, 2019 - 8:27 am

Voy a tener que seguir tus consejos!! Seguro que me sorprende. Y muchas gracias por tu apoyo jaja :P. Un beso y gracias por seguirme.

Reply
Olivia enero 11, 2019 - 3:15 pm

Thank you for this information.

Reply
Claudia enero 14, 2019 - 8:31 am

😉

Reply

Deja tu comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos en este sitio web.